Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Tíratelo"

Algun@s quizá escuchásteis ayer a mi compañera Ana Rosa Quintana hacerme esta recomendación en directo desde su plató. Voy a compartir con tod@s una carta que desde aquí le mando. Es curioso porque nuestro Bolo fue ayer escenario de alegrías eróticas que nos regaló Pinocho-Pinocho y como si ella hubiera abierto la veda, toda la cadena se inundó de sexo.
"Querida Ana:
Ayer te pedí consejo para compartir mi nueva vida televisiva y tribal con Javier Sardá y me dejaste con la boca abierta. He pasado toda la noche dando vueltas a
tus palabras y no sé qué voy a hacer esta noche cuando empiece La Tribu y tenga que hacerte caso.
Si te soy sincera a mí Javier no acaba de hacerme el peso que, como sabes, es una expresión muy catalana. Pero, pensando en ti, intentaré verlo con otros ojos.
Ya sé que ha habido y hay cientos, incluso miles si no son millones de mujeres en España que desearían estar entre sus brazos y hacer eso que tu me recomiendas. Yo incluso conozco de primera mano algunas que hubieran pagado por encontrarse en mi posición y poder hacer lo que tu me dijiste ayer. Lo voy a intentar, pensando en todas ellas, lo voy a intentar pero necesito tu ayuda. No me puedes dejar así, tan desasistida.
Una vez que has entrado en ese campo tan delicado necesito que me digas cómo hacer para no fracasar; porque...¿qué me dices si hago un mal acercamiento, si no utilizo las armas necesarias, si no actúo de forma inteligente y él me rechaza? Porque me reconocerás que Sardá es un tio especial y con estos no nos podemos andar con tonterías.
[tele5 79d3a50652ac2d72057a612d48baf3d2bd7b2be3.id.velocix.com/bt/79d3a50652ac2d72057a612d48baf3d2bd7b2be3/data&im=/resources/jpg/4/6/1239979635564.jpg&sitepage=www.mitele.es/programas/ana-rosa&width=430&height=375]

A mí no se me había ocurrido que para trabajar a su lado tuviera que hacer lo que tú me dijiste ayer, francamente, pero ahora que lo pienso quizá tengas razón y me tenga que poner manos a la obra. Por lo tanto y si no te importa, vamos a hablar, no me dejes sin pistas, ilumíname el camino y dime cómo acertar en esta nueva vida de sexo en directo.
Yo confío plenamente en ti. Confío en que convenzas a Ana, tu tocaya, la peluquera, de que se trata de puro trabajo, que no tiene nada que ver los sentimientos y que ese verbo "transitivo" que utilizaste ayer, no afectará en nada a la fidelidad de Javier hacia su señora, que es puro teatro para encontrar el lenguaje adecuado y poder triunfar en esta nueva aventura que empezamos esta noche.
Si no te importa díselo porque aunque ella me conoce y sé que confía en mi, quizá sus padres estén un poco moscas, si te escucharon ayer y eso me pueda traer problemas. Tú seguro que les convences de que tu consejo no es mas que una broma sin consecuencias para el matrimonio de su querida hija.
Aquí me tienes, a la espera de tus noticias, ansiosa por los detalles que me mandes que sabes a ciencia cierta que seguiré al pie de la letra. Desde ya te los agradezco y te mando un abrazo enorme porque no sé cómo haré para compensar tu ayuda en una noche de tanta competencia e incertidumbre.
Mercedes."