Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una semana difícil

peonias.jpg
Las peonías son muy efímeras pero, para mí, su perfección logra superar a todas las demás flores.
Ana Martín Gaite tiene una casa rodeada de peonías rosas como las de esta foto que os he hecho para que empecéis bien la semana.
A su hermana, la autora de 'Caperucita en Manhattan', la llamaron siempre Carmiña.
Han pasado ya ocho años de su muerte pero en la sierra de Madrid la siguen teniendo muy presente. El Boalo, ese pueblecito cercano a Navacerrada donde vivió, esconde muchos de sus secretos y su casa de piedra quedó suspendida en el tiempo.
Su hermana Ana, Ana Mari de los prados, Anita, guarda esos tesoros y piensa en el futuro: "hay que reivindicar a los creadores de los años 50".
Tenemos que incluir en nuestra BB (Biblioteca del Bolo) 'El Jarama' 'Tiempo de silencio' 'Entre visillos' y tantos libros que fueron escritos en aquellos años tan difíciles.
Llovía mientras comíamos en el "Bar de Agustín". Llovía de esa forma que hace tanto bien a la tierra: intensamente, sin dañarla. ¡Así están los campos en esta primavera gloriosa!
En esos momentos del mediodía, en Le Mans, en Francia, un corredor de motos español con los pies rotos se ponía el mono de cuero.
La televisión se escuchaba de fondo en el restaurante. ¡Dicen que ha sido una carrera preciosa!
Cuando mi hermano me ha llamado entusiasmado para comentar lo que la Primera de TVE estaba emitiendo, he recordado aquellos años únicos vividos con Angel Nieto de circuito en circuito siguiendo el campeonato del Mundo de Motociclismo.
Tres años viajando con unos compañeros entregados y una maleta que contenía poco más que unos tejanos, una camiseta blanca ocean, un cepillo de dientes y muchas cintas. Tres años durmiendo donde podíamos cuando aún no había llegado el glamour a los paddocks y los mecánicos, los periodistas y los pilotos nos pasábamos la vida juntos. Tres años trabajando para 'Polideportivo' y 'Sobre el terreno' que quizá algun@ aún recordéis.
Hoy, en ese circuito en el que se retiró de las carreras, Ángel ha celebrado con Valentino Rossi un nuevo récord que les iguala. No importa su número, lo que importa es la emoción y la pasión que las motos contagian. No importa el paso de los años, el asfalto de los circuitos se queda para siempre en las venas de los que tantas veces hemos gozado con ese espectáculo.
Pero ha sido una semana difícil. Una semana que ha cambiado radicalmente la vida de un concursante de 'Gran Hermano'. Una semana que no podrá olvidar jamás.
Ahora empieza su lucha, esa lucha que en este blog está tan presente de la mano de Sue44 o Vincenzo, una lucha que le ayudará a recuperarse y que le hará, para siempre, valorar la vida y la amistad de otra manera. Me siento muy cerca de Kiko Hernández y él lo sabe.
Luiseen, tú me das envidia. Tu descripción de ese grupo de niños que has tenido que soltar de tu mano, me hace verte como un maestro vocacional. ¿Por qué te vas de su lado? ¡no los puedes abandonar! Me has recordado a esos profesores que entienden de otra manera lo que significa enseñar y logran hacer felices y apasionados a sus alumnos.
Velvetina nombraba a Lorenzo Milani (nada que ver con mi querido hermano) y me metí en Google a saber de él. Apasionante personaje que te agradezco me hayas descubierto.
Reivindico a los maestros iconoclastas que logran hacer de sus aulas espacios de libertad. Reivindico esa enseñanza que arrastra a los alumnos al conocimiento sin darse apenas cuenta de que están estudiando. Reivindico el trabajo de gentes como Fernando Ballenilla; de docentes que pertenecen a la red IRES (http://www.redires.net/) que se atreven a decir que la memorización deja poco poso y que dar las matemáticas de la manera tradicional "aburre a las ovejas".
¡Qué alegría me llevé el lunes de esta semana difícil leyendo a Elena Sevillano en 'El País'!
Estoy segura de que Carmen Martín Gaite, Carmiña, hubiera enseñado así a amar la Literatura que fue su vida y nunca obligando a memorizar títulos de libros y fechas de nacimiento.