Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Silva acusa a la jueza que le juzga de recibir dinero y regalos de CajaMadrid y de Blesa

Elpidio José Silva en el banquilloEFE
Amplía la recusación contra la jueza Tardón y pide que Hacienda confirme si todavía es afiliada al Partido Popular
El juez Elpidio Silva le pide al Tribunal Superior de Justicia un plazo de ocho días para que investigue la supuesta conspiración judicial para sentarle en el banquillo por procesar al banquero Miguel Blesa. En concreto pide que se investigue en profundidad a la jueza María Tardón, que compone el tribunal que juzga a Silva junto a los jueces Beltrán y Urbina.
Entre las diligencias de prueba que solicita en la ampliación de su recusación contra el tribunal que le juzga, Silva solicita que se libre mandamiento a la Agencia Tributaria para que confirme si la jueza Tardón continúa pagando las cuotas al Partido Popular y se las descuenta de su declaración al fisco. El juez en el banquillo pide también que se certifique si la jueza que debe decidir sobre su conflicto con Blesa trabajó para el banquero y recibió dietas y regalos como consejera de la caja madrileña. Cualquiera de estos motivos podría motivar la recusación que solicita Elpidio Silva y que acaba de ampliar ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
En la ampliación de la recusación, la defensa de Elpidio Silva se apoya en la información de última hora del diario El País y el blog “Un espía en el Congreso”. Según Silva, los nuevos detalles que salen a la luz sobre la jueza María Tardón “la sitúan en el ojo del huracán de la trama Gúrtel y las preferentes”. El  juez le reprocha con dureza al tribunal que le juzga que le haya “ocultado” que uno de sus miembros, Tardón, formara parte del consejo de CajaMadrid que presidía precisamente Miguel Blesa o que fuera concejal del Partido Popular y militante de la formación. Motivos de sobra según Silva para demostrar una vez más la trama judicial que obra en su contra con la única finalidad de tapar todas las irregularidades de CajaMadrid apartando de un plumazo al único que se ha atrevido a investigarlo.
Molesto por el intento de algunos medios de comunicación por presentarlo como un desequilibrado, el juez Silva se pregunta por qué no trascienden las declaraciones de testigos que durante el juicio han confirmado que fue la Guardia Civil la que inició la investigación contra Blesa al apreciar indicios de delito en su actuación.