Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Isabel Winkels

Para Isabel Winkels, ocho meses es poco tiempo para la adaptación de un niño. Así pues, si los servicios sociales determinan que Martina tiene la capacidad para educarlo en solitario seguirá siendo su madre adoptiva.