Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Paloma Zorrilla

Paloma Zorrilla estima la petición y la pareja deberá hacerse las pruebas de paternidad. Para evitar que la niña esté desprotegida, debe conseguir la nacionalidad española. Para ello, deberá ser inscrita en el Registro Civil a nombre del padre biológico. La letrada recuerda que la práctica de la gestación subrogada está prohibida en España para proteger la dignidad de las mujeres y la de los niños.