Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Insultos gratuitos' en 'De buena ley'

Un matrimonio ha acudido al plató de 'De buena ley' para intentar arreglar sus diferencias: según Iván, los celos y los complejos de su mujer con respecto a su jefa le han llevado incluso a perder la posibilidad de ascender. Ella segura estar muy orgullosa de ser ama de casa.
Javier, el demandante : " Llevo 5 años casado con mi mujer, Ana Isabel, y nunca hemos tenido ningún problema hasta ahora porque tengo que decir que es muy celosa. Hace 15 días estuvimos cenando en casa de un directivo mío y me montó una bronca que me ha costado un ascenso. Lo que quiero es que trabaje y que se le quiten los complejos y los celos que tiene y que se acaben los problemas".
Ana Isabel, la demandada: "Es cierto, yo soy ama de casa pero no tengo ningún tipo de complejo por ello., es más me gusta ocuparme de mi casa y de mi marido. El problemas es que cada vez que quedamos con los compañeros de trabajp de mi marido es como si él se avergonzara de mí, como si me dejara en un segundo plano. Y lo que él no ha contado es que tiene una jefa, Cristina, que es una mujer joven y atractiva y con éxito profesional que se puso a tontear con mi marido delante mía. Y si las demás mujeres se lo permiten me parece estupendo, pero yo no se lo voy a permitir".
La opinión del público
Comentarios como los de esta mujer del público han hecho que el enfado de Ana Isabel sea mayor. "Pues yo creo que sí se debería poner a trabajar porque tiene tanto tiempo libre y se aburre tanto que se le dispara la imaginación y el marido lo único que tenía era una cena de empresa. Si lo que Ana Isabel tiene es complejo pues lo que debería hacer es ponerse a estudiar".
El veredicto
Al no haber acuerdo entre las partes, el letrado Gustavo Larraz ha hecho pública su sentencia, aunque apuntando que en temas de matrimonio no debe meterse nadie, ni siquiera un árbitro como yo. "Iván ha pedido dos cosas: que trabaje Ana Isabel y que le pida perdón a sus compañeros. En el primer caso, yo estoy de acuerdo, ella debería trabajar, pero a nadie se le puede obligar a pedir disculpas si la persona no quiere hacerlo".