Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serena Williams pierde su semifinal por una supuesta amenaza de muerte a una juez de línea

La pequeña de las hermanas Williams protagonizó uno de los finales de partido más increíbles de la historia del tenis. Tras perder el primer set, se puso con 5-6 y 15-30 en contra en el segundo, momento en el que todo se le torció. Una juez de línea señaló falta de pie, lo que supuso un punto de penalización y el consecuente 'match point' para Clijsters (15-40).
Poseída por la furia, la triple campeona en Flushing Meadows se acercó a la juez y le dirigió palabras de amenaza. Rápidamente la juez se dirigió al árbitro del choque para trasladarle que la tenista le había dicho "te voy a matar". Williams fue sancionada con otro punto de penalización por agresión verbal y el partido finalizó automáticamente con victoria de Clijsters.
Al otro lado de la pista, la tenista belga, que había desplegado mejor juego hasta ese momento, asistió estupefacta al desarrollo de los hecho que le condujeron, involuntariamente, a jugar por tercera vez la final del US Open, torneo que se adjudicó en 2005 frente a la francesa Mary Pierce.
Clijsters, que accedió al torneo gracias a una 'wild card', no podrá disfrutar una final puramente belga porque la joven Caroline Wozniacki, novena cabeza de serie, le ganó cómodamente la partida a Yanina Wickmayer en hora y media de juego. De esta forma, Wozniacki se convirtió en la primera danesa que juega una final de 'Grand Slam' y hoy tratará de derribar la siguiente barrera en la final.