Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del FC Barcelona - PGE Turow Zgorzelec, 86-67

El Barça sigue invicto aunque tardó en romper al Turow
El FC Barcelona ha ganado al PGE Turow Zgorzelec (86-67) en el Palau Blaugrana, en partido correspondiente a la tercera jornada de la Fase Regular de la Euroliga, y sigue invicto en Europa aunque esta noche no rompió la resistencia del campeón polaco hasta bien entrado el tercer cuarto, cuando Àlex Abrines y DeShaun Thomas hicieron de las suyas para asegurarse el triunfo.
Hubo tiempo para el debut del joven canterano Ludde Hakanson en la Euroliga, y es que los minutos finales del partido no tuvieron nada de misterio, con todo decidido de antemano para un Barça que de momento sigue avanzando con paso firme. La diferencia llegó a ser de +26, con un 83-57 propiciado por un triple de Marcelinho, aunque al final dejaron los blaugranas que el Turow maquillara el resultado.
El acierto de Abrines y de Thomas al final del tercer cuarto rompió un partido bastante igualado hasta entonces, donde el Turow aguantó cerca y mostrando más virtudes que defectos. Pero en el último cuarto el Barça supo que tenía el partido en su poder y que no podía fallar, no podía relajarse, y lo hizo. Hubo tiempo para el 'show time' y los pocos aficionados que fueron al Palau se volvieron a sus casas con ovaciones y varios 'ooooh' de admiración en sus bolsillos.
El Barça su puso con un +11 en el primer cuarto al aprovechar el tirón del 'Capitán América' Doellman. El 'ala-pívot' inauguró el marcador con un triple que sería el anticipo de una gran noche, otra más. Es de lejos el fichaje que más y mejor se ha integrado y lideró el ataque blaugrana, que estuvo fino aunque con pequeñas lagunas en que dio alas al Turow en momentos puntuales del partido, pero no en los clave.
Sí, llegaba con ninguna victoria, y sí, es el equipo inferior de un grupo de la muerte con mucha calidad. No obstante, este Turow lucha y desquicia, ataca con cabeza y defiende duro. Se mostraron así y el Barça solo se escapó en contadas ocasiones por encima de los 10 puntos, si bien al inicio del partido parecía que iba a ser un paseo triunfal para los catalanes.
Era engañoso el 49-37 con el que se llegó al descanso, diferencia máxima del encuentro a la que se llegó gracias a Doellman y Oleson, bien en el perímetro, y también con presencia destacada de Thomas y Lampe, este último voluntarioso ante el equipo campeón de su país, Polonia. Pero el Barça se atascaba ante la defensa polaca, y cuando el acierto desaparecía lo hacía de la mano del desconcierto defensivo.
Tras el descanso, un parcial de 5-12 acercó al Turow a solo 5 puntos en el marcador. Podía empezar un partido nuevo y Pascual, nervioso e inquieto, supo cambiar a tiempo el rumbo del mismo. Con Satoransky gozando de minutos, y Abrines que dijo 'aquí estoy' con un tardío pero necesario triple, el Barça puso un parcial de 9-1 para de nuevo estirar su máxima a +13 (63-50). Fue el mallorquín, precisamente, quien cerró el tercer cuarto con otro triple (72-55).
Y es que si algo tiene este Barça es fondo de armario, por mucho que le falte su pieza más cotizada, la más valorada, como es la del capitán Juan Carlos Navarro. Además, en el Palau, quieren hacerse fuertes y esta noche lo hicieron. Tuvieron un mal e inesperado día la temporada anterior ante el Nanterre, en casa, por culpa de un Deshaun Thomas que ahora viste de blaugrana, y que está en parte para evitar sorpresas ante equipos 'a priori' inferiores, pero corrosivos.
No se descolgó el Turow, que quería evitar su tercera derrota, pero poco pudo hacer. Voluntad no les faltó a los del serbio Rajkovic, que cuenta en sus filas con jugadores de talento. El norteamericano Mardy Collins lideró a su equipo desde fuera hacia adentro, muy activo en sus penetraciones y tirando del carro. Pero sorprendió, como apuntó Lampe en la previa del partido, el pívot Damian Kulig, todo un peligro desde el triple con sus 2,05 metros, aunque acabó diluido en el mal final de su equipo.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: FC BARCELONA, 86 - PGE TUROW ZGORZELEC, 67.
--EQUIPOS.
FC BARCELONA: Huertas (6), Oleson (6), Thomas (16), Doellman (20), Tomic (10) --cinco inicial--; Hakanson (-), Hezonja (3), Abrines (10), Satoransky (1), Pleiss (4), Lampe (8), Nachbar (2).
PGE TUROW ZGORZELEC: Taylor (3), Chylinski (7), Collins (15), Dylewicz (2), Zigeranovic (2) --cinco inicial--; Kulig (19), Jaramaz (5), Moldoveanu (5), Nikolic (9), Wright (-).
--PARCIALES: 23-21, 26-16, 23-18 y 14-12.
--ÁRBITROS: Chiari (ITA), Vojinovic (SER) y Juras (SER). Sin eliminados.
--PABELLÓN: Palau Blaugrana, 4.252 espectadores.