Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Unicaja - ALBA Berlín, 87-84

Vasileiadis desata el delirio en el Carpena Un triple del griego sobre la bocina da la victoria a los de Plaza
Vasileiadis desata el delirio en el Carpena
Un triple del griego sobre la bocina da la victoria a los de Plaza
Un espectacular triple de Kostas Vasileiadis sobre la bocina dio la victoria (87-84) al Unicaja de Málaga sobre el ALBA Berlín en el Martín Carpena, una jugada que puso la guinda perfecta al gran ambiente que se vivió este viernes en el Martín Carpena, una afición que se permite soñar a lo grande con un inicio de temporada en el que los de Joan Plaza no conocen la derrota.
La quinta victoria de los malagueños, pleno en Liga Endesa (3) y en Euroliga (2) hasta el momento, fue de esas que no olvidan los aficionados. El duelo fue intenso e igualado, con el conjunto alemán bien repartido en su acierto, todos sumando, y el Unicaja a remolque en los primeros 10 minutos. Poco a poco se metió en el partido el conjunto andaluz, pero su rival no quiso salir.
A falta de tres minutos para el final, el marcador señalaba un 77-77 indescifrable, igual que a falta de 21 segundos el 84-84 con el que el Carpena cruzaba los dedos. El empuje de la afición sin duda respondió a los llamamientos que siempre hace Plaza. El Carpena tiene que aportar su granito de arena. La última posesión fue para los locales, algo enrevesada pero, cuando los malagueños parecían quedarse sin opción apareció Vasileiadis, tirador consagrado.
El escolta griego hizo volar a dos rivales, se coló entre ellos y sacó su fusil para endosar un triple de película con la bocina señalando el final del partido. Los de Plaza tumbaron a un ALBA que se mete en problemas con su segunda derrota. Unicaja sin embargo sigue el ritmo del CSKA en el Grupo B y lo que es más importante, cierra la segunda jornada de Euroliga con una victoria de las que agrandan los ánimos y la confianza. Plaza, eso sí, tendrá que encargarse de administrar la euforia.
Lo cierto es que el Unicaja funciona y ante el líder de la Bundesliga lo volvió a demostrar. Los alemanes marcaron el ritmo en el primer parcial, pero el empuje de un Carpena que vivía su primer partido continental de la temporada no tardó en aparecer. Los de Plaza mejoraron en defensa y llegaron al descanso con el partido igualado (36-38). Tras el paso por los vestuarios pronto se vio la batalla que quedaba por delante, con intercambio continuo de canastas.
Para los locales fue decisivo una vez más Fran Vázquez, al igual que Granger, pero en el último cuarto fueron los tres triples de Thomas los que mantuvieron a Unicaja a flote. El partido parecía condenado a la prórroga, más cuando Granger no encontraba pase con los últimos 20 segundos evaporándose. Apareció Vasileiadis, y de qué manera.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: UNICAJA, 87 - ALBA BERLÍN, 84.
--EQUIPOS.
UNICAJA: Granger (12), Vasileiadis (6), Vázquez (10), Thomas (9), Kuzminskas (12) --cinco inicial--; Markovic (6), Toolson (13), Nguirane (-), Stefansson (4), Green (6) y Golubovic (9).
ALBA BERLÍN: Giffey (4), Hammonds (11), Redding (12), McLean (14), Radosevic (2) --cinco inicial--; Renfroe (10), King (10), Tabu, Vargas (-), Banic (16) y Stojanovski (5).
--PARCIALES: 15-20, 21-18, 27-25, 24-21.
--ÁRBITROS: Ziemblicki (POL), Bissang (FRA), Dragojevic (MNE). Eliminado por faltas personales Markovic en Unicaja.
--PABELLÓN: Martín Carpena. 5.766 espectadores.