Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberostar Tenerife y Laboral Kutxa completan los equipos que viajarán a Málaga

El Iberostar Tenerife y el Laboral Kutxa se han clasificado este domingo para la Copa del Rey de 2014 que se disputará en Málaga, a pesar de que ambos equipos han perdido, ante La Bruixa d'Or (78-83) y Baloncesto Fuenlabrada (74-73) respectivamente, en la última jornada de la primera vuelta, sin embargo la derrota del Gipuzkoa Basket --en el Palacio de los Deportes ante Tuenti Móvil Estudiantes (72-61)-- ha permitido que los tinerfeños vuelvan al torneo del K.O. 26 años después.
26 años habían esperado los aficionados del equipo tinerfeño para volver a jugar el prestigioso torneo del K.O. El Iberostar lo tenía todo de cara en la mañana dominical, dependía de sí mismo, jugaba ante su público y lo hacía ante un La Bruixa d'Or que luchaba por salir de los puestos de descenso y que sólo había conseguido cinco victorias en 16 partidos.
Sin embargo el encuentro se caracterizó por la gran igualdad que se vio sobre la pista, que llevó el partido igualado hasta los instantes finales. A falta de dos minutos para el bocinazo final el marcador señalaba un 73-75 que amenazaba un tiempo de prórroga para decidir el ganador final. Fue en ese momento, cuando Monroe (22 puntos), el mejor jugador de los de Borja Comenge, apareció para decantar el resultado a favor de los manresanos y para silenciar un Pabellón Santiago Martín que se fue a casa rezando para estar en la copa.
Y los rezos surtieron efecto, porque los canarios dependían de una derrota del Gipuzkoa Basket, en el partido que disputaba este domingo por la tarde, para clasificarse. Los de Sito Alonso jugaban en casa del Tuenti Móvil Estudiantes, y la victoria les valía para entrar entre los ocho equipos que viajarán a tierras andaluzas, pero saltó la sorpresa.
Los de Vidorreta hicieron un partido muy serio y dominaron de principio a fin --llegando a tener ventajas de 20 puntos-- a un rival que pareció atenazado por la presión de lo que había en juego. Los vascos intentaron un último arreón en los instantes finales, pero fue insuficiente. En los madrileños, que con esta suman su cuarta victoria, el mejor fue Quino Colom que acabó con 11 puntos, 5 rebotes y 19 de valoración, mientras que en los guipuzcoanos solo se salvó Doblas, que acabó con 14 puntos y 9 capturas.
Además de Iberostar, este domingo se dilucidó también la otra plaza de Copa del Rey que estaba en juego. Se la adjudicó Laboral Kutxa a pesar de caer en Fuenlabrada, a causa de un triple en los últimos segundos del escolta norteamericano Andy Panko. En realidad los resultados de la mañana permitían a los vitorianos saltar al parqué con mucha tranquilidad, ya que para quedarse fuera de Málaga tendría que perder de más de 22 puntos y que sus vecinos guipuzcoanos venciesen. Así pues los de Scariolo tras un inició irregular estarán en un torneo del que hace ya muchas temporadas son asiduos.
BARCELONA Y RIO NATURA MONBUS ACABAN CON LAS POCAS OPCIONES DE CAJASOL Y BILBAO BASKET.
Por su parte, el FC Barcelona echó por tierra las pocas opciones del Cajasol (57-62) para estar en la Copa. Los de Xavi Pascual, ya clasificados como terceros, jugaron a medio gas durante los 40 minutos y sufrieron para llevarse la victoria. El último minuto fue decisivo para el devenir del encuentro, con el empate a 57 en el marcador un triple de Alex Abrines y dos tiros de tres puntos fallados por el jugador del Cajasol, Bamforth, acabaron decantando el partido a favor de los catalanes.
El Barça aprovechó la situación para dar descanso a Juan Carlos Navarro y a Lampe, limitando sus opciones desde la línea de tres puntos y debilitando la zona de rebote. Sin embargo, Abrines (17 puntos) y Ante Tomic (12 puntos) supieron superar las bajas de sus compañeros y llevaron a su equipo por la senda del triunfo.
En el otro partido de la jornada matinal, el Rio Natura Monbus tuvo que sufrir hasta el final para llevarse el triunfo ante el Bilbao Basket (89-81), a pesar de que los gallegos contaron con una ventaja máxima de 18 puntos. Álex Mumbrú, que lideró a los vascos con 33 puntos, no fue capaz de superar el gran juego colectivo del Obradoiro, que acabó con hasta cinco jugadores con dobles dígitos, destacando Alberto Corbacho con (15 puntos)
De esta manera, el conjunto de Moncho Fernández da un paso más en su camino por la salvación, mientras que los bilbaínos se quedaron sin opciones de estar en la Copa.