Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laso: "Conseguir un doblete es la leche"

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, se ha mostrado exultante al término del encuentro ante el FC Barcelona Lassa en el que se ha proclamado campeón de la Liga Endesa, asegurando que "ganar Liga y Copa no es fácil" sino que "es la leche", haciendo balance de toda la temporada y de la exitosa continuidad de su proyecto un año más.
"Conseguir un doblete es la leche. Mis jugadores han aprendido y han mejorado mucho en competitividad y eso no es mérito de Pablo Laso solamente. Esta temporada ha sido una temporada que nos ha desgastado mucho. El grupo, en un año en el que nos ha pasado de todo, es lo que nos ha hecho seguir fuertes y seguir constantes hasta hoy. Cuando haces balance, ganar Liga y Copa no es fácil", aseveró en la sala de prensa del Barclaycard Center, después de haber alzado el título de campeón.
Laso además quiso destacar el espectacular trabajo realizado por los dos equipos presentes en la final como colofón a una dura campaña. "Ha sido una final en el más estricto sentido de la palabra, en el sentido de que los dos hemos llegado muy justos de fuerzas. El esfuerzo de este mes ha sido brutal, hemos sido dos equipos que hemos luchado por todo desde el primer día y ver un partido como el de hoy habla muy bien de los dos", manifestó.
"Sabíamos que no iba a ser fácil. Nos ha faltado tal vez cierta frescura y aún así hemos hecho 91 puntos y defensivamente hemos tenido muy pocos errores. Ellos han movido muy bien el balón pero nosotros hemos conseguido bajarles en otros aspectos del juego", amplió, radiante tras llevar a sus vitrinas un nuevo trofeo.
El técnico blanco fue incapaz de contener la alegría y el orgullo que le produjo la victoria de este miércoles. "Muy contento en una serie en la que el equipo ha estado casi perfecto independientemente de ganar o perder. He tenido las sensaciones de que cualquier jugador podía aportar algo. Sabíamos que lo de hoy sería una guerra, como así ha sido. Muy orgulloso del trabajo de toda mi gente, no solamente hoy, sino toda la temporada", indicó, antes de referirse también a los elogios que recibió de su plantilla.
"Obviamente estoy muy contento porque desde el club y desde mis jugadores me he sentido siempre apoyado para cumplir estas cosas. Pierdo o gano pero al día siguiente me levanto y trabajo. Mañana no, mañana tengo que llevar a mi hijo al aeropuerto. No creo que esto sea sólo mérito de Pablo Laso y eso no quiere decir que no esté contento ni orgulloso", agregó, después de ser señalado como uno de los hombres más importantes en hacer posible la trigesimotercera Liga merengue.
"Un título es la leche, es increíble, pero para mí que esta familia en la que intento que todos aportemos y seamos un grupo, es muy importante que eso se lleve bien. Yo tengo probablemente el más jodido de los trabajos porque me tengo que cabrear con ellos, pero pienso que me lo ponen fácil y estoy muy contento", dijo, devolviendo el cariño que le dirigieron sus jugadores.
En cuanto a su exitosa etapa de cinco años entrenando al Madrid, el míster afirmó que el conjunto está jugando como deseaba el primer día, aunque no pensó en que podría ganar tantos títulos como atesora. "Es difícil echar cinco años atrás, pero más allá de los títulos yo tenía claro lo que quería que fuera el Real Madrid y para eso muchas veces tienes que tomar decisiones que no te gustan, pero las haces por el bien del equipo, que es mi única obsesión. Hemos hecho muchas cosas bien para que el Palacio estuviera como hoy ha estado", declaró.
Respecto a las críticas recibidas, Laso quiso quitarles hierro, asintiendo que lo que digan los demás no lo puede "controlar". "El que duda de mí no va a cambiar, es inevitable, soy entrenador. Tengo la profesión más bonita, pero la más jodida. A mí lo que piensen otros me importa muy poco, sólo pienso en que estén convencidos los míos. Mi trabajo está ahí dentro y lo que quiero es que mi equipo esté convencido de lo que hace", apuntó.
En última instancia, el míster comentó que su charla en el tiempo de descanso fue "puramente táctica porque les veía bien". "Hoy el trabajo motivacional no era especial. Lo que sí les he dicho desde el principio es que el partido se gana en el último minuto y hemos trabajado para ganarlo hasta el final", finalizó, como paso previo al regreso a un vestuario en fiesta.