Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pascual: "Saber llevar esta derrota no va a ser fácil"

El técnico del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual, reconoció este jueves que estuvieron "por debajo" de su nivel y de la exigencia que planteó el Dominion Bilbao Basket en los cuartos de final de la Copa del Rey de A Coruña, donde encajaron una "derrota" (72-73) que será difícil de digerir.
"Sin duda es una derrota dolorosa y tendremos que pasar nuestro tiempo para recuperarnos. Tenemos que saber llevar esta derrota, que no va a ser fácil", explicó. Pascual compareció en rueda de prensa con el rostro de la decepción del que llegaba a la capital gallega después de jugar las últimas seis finales de Copa para despedirse en primer ronda.
El preparador culé explicó que vio torcerse el encuentro desde las primeras jugadas. "Felicitar al Dominion Bilbao Basket por su victoria en un partido que desde el principio estuvimos atenazados y bloqueados. Empezamos con una pérdida y a partir de ahí jugamos sin fluidez, por una parte por mérito del rival y por otra por culpa nuestra", afirmó.
"En la segunda parte jugamos algo mejor. En el tramo final hubo falta en el rebote defensivo, regalando tiros libres que nos fueron condicionando. En las últimas posesiones tuvimos la opción de ganar pero fallamos el tiro libre y el último balón no tiramos. Es un golpe duro, hacía tiempo que no caíamos en la primera ronda.", añadió.
Por otro lado, Pascual explicó que el nivel no fue el adecuado para el estreno copero, señalando la diferencia de acierto en los tiros libres, 59 por 90% de acierto, entre ambos equipos. "Ha sido un partido en el que hemos jugado por debajo de nuestro nivel. Y el fallo en el tiro libre también ha sido una rémora para nosotros", destacó.
Además, el técnico azulgrana pidió perdón a la afición desplegada al Coliseum y explicó que deben mejorar y mucho. "Primero tenemos que decir que lo sentimos. Nos habíamos preparado bien pero no hemos hecho un buen encuentro ni en defensa ni en ataque. Seguiremos trabajando para dar más alegrías en el resto de competiciones", afirmó.
"No hemos sabido controlar las emociones al vernos por debajo en el marcador. No hemos sabido jugar fluidos, que es lo que nos caracteriza. Es un momento para no personalizar. Muchos y el primero yo no hemos estado al nivel adecuado, eso es obvio. Es momento de llevar la derrota de la mejor manera posible. Todos tenemos que mejorar mucho", finalizó.