Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pascual: "No sé si toca 'matar' al entrenador"

El entrenador del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual, ha argumentado que, tras haber jugado las últimas 20 finales de las competiciones ACB, no sabe si por esta Copa del Rey en que quedaron eliminados en los cuartos de final "toca matar o no" al entrenador, y ha añadido que no cambiará su forma de entrenar "con la cabeza y el corazón" porque recalcó que es barcelonista y el primer afectado y responsable de todo.
"Si alguien considera que ganar 4 Ligas o 3 Copas o 4 Supercopas o 1 Euroliga es poco, no puedo luchar contra las opiniones. Voy a estar aquí dando lo mejor para llevarles a ganar. Sabemos que perder la Copa hace mucho daño, llevábamos 20 finales ACB seguidas. Pero no sé si a la 21, por una que no, toca matar al entrenador o no", manifestó en rueda de prensa.
Pascual, además, se atribuyó la culpa de todo lo sucedido en la Copa. "No he leído mucho ni oído lo que habéis dicho, pero es cierto que hice todo mal. El cinco inicial, las rotaciones, la dirección del partido, lo hice absolutamente todo mal. Veo que todos saben, todos han tocado el clavo de la realidad, el partido lo perdí yo de manera absoluta", recalcó.
De todos modos, quiere asumir la responsabilidad para descargar de más presión a sus jugadores. "Es importante que mañana la afición esté con el equipo, porque se juega mucho y luchamos para ganar y este partido será clave", apuntó. Y también él tiene más ganas que nadie de volver a ganar, pues le da más aliento para ganar.
"Soy barcelonista, estoy aquí porque es mi profesión pero también por sentimientos, estoy aquí para llevar al equipo a ganar. Utilizo el corazón y la cabeza, para ganar. Soy quien se siente más responsable de todo, incluso cuando el marcador de la posesión falla. No he cambiado, me siento igual y me encoraja para ganar e intentar unir a todos en la misma dirección. No tengo nada que demostrar a nadie", se sinceró el técnico de Gavà.
Espera, además, que los jugadores no se vean afectados por este debate sobre su persona. "Los jugadores no tienen responsabilidad, hay que estar tranquilos delante del momento. No puedo cambiar la opinión de la gente y de los medios, no voy a cambiar para gustar a nadie. Voy a ser el mismo entrenador trabajador y respetuoso", recalcó.
Además, alabó a la afición. "Mi coraje es ganar y pudo la ayuda de la afición sorbe todo por los jugadores y por el club. Es un partido importantísimo, los grupos de afición son un '10' y el público siempre está fantástico. No veo razón para que sea diferente. La afición siempre ha sido un ejemplo, no tengo un 'pero' de un público al que respeto y quiero tanto", manifestó.