Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Real Madrid se hace con la Minicopa tras vencer a FIATC Joventut (102-50)

El equipo infantil del Real Madrid ha ganado la Minicopa Endesa tras superar al FIATC Joventut (102-50) en un gran partido que los blancos dominaron desde el inicio, por lo que consiguen de esta forma su cuarto campeonato consecutivo en una competición que se ha disputado de forma simultánea a la Copa del Rey de A Coruña.
El Real Madrid se encomendó rápidamente al gran estado de forma de Usman Garuba, que se llevó a la postre el premio de MVP del torneo. La estrella del equipo blanco respondió con nota una vez más y desde el inicio fue una pesadilla para la 'Penya' por su rapidez en el contraataque y su poderío par atrapar todos los balones que pasaron por la zona.
Si entonado comenzaba el Real Madrid, no lo había hecho igual Joventut, que tardó casi tres minutos en anotar su primera canasta, cuando los blancos ya habían conseguido un parcial de 9-0. Al término de los primeros diez minutos el equipo madrileño ya ganaba por 15 puntos (25-10) y antes del descanso doblaba en el marcador a su rival (50-25).
Usman Garuba continuó a lo suyo y terminó con cinco puntos, 32 rebotes y 40 de valoración en un total de 24 minutos, ya que no disputó el último cuarto, con todo ya decidido.
La segunda mitad fue un auténtico monólogo del Real Madrid, que optó por jugar en pista con jugadores que superaban el metro 90 centímetros, y contra los que los jugadores de Joventut no podían competir. Los dos últimos cuartos se cerraron con un marcador prácticamente calcado al de los dos primeros (52-25) y el partido finalizó con un más que abultado 102-50.
Con la victoria de este domingo, el Real Madrid iguala al FC Barcelona, que hasta el momento era el único equipo que había logrado cuatro campeonatos de manera consecutiva.