Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boullier: "Mónaco debería irle mejor a nuestro coche que otros circuitos"

El responsable del equipo McLaren, Eric Boullier, ha explicado que el rendimiento en el Gran Premio de Mónaco depende de un "delicado equilibrio entre carga aerodinámica, facilidad de pilotaje y equilibrio", por lo que es un trazado que "debería irle mejor" al MP4-31 que conducen Fernando Alonso y Jenson Button.
"La puesta a punto del coche resulta de un delicado equilibrio entre carga aerodinámica, facilidad de pilotaje y equilibrio. Mónaco es una pista en la que, sobre el papel, debería irle mejor a nuestro coche que otros circuitos, si bien una de sus únicas características es la imprevisibilidad. Las condiciones meteorológicas suelen cambiar y los accidentes son frecuentes, lo que tiende a tener un impacto mayor del habitual en el resultado de la carrera, y por supuesto adelantar resulta notoria, y a menudo, frustrantemente difícil", resumió Boullier en declaraciones facilitadas por su equipo.
El francés agregó que "estos elementos hacen que Mónaco sea tan especial" y que en su equipo encaran la carrera "con una buena cantidad de datos obtenidos en los entrenamientos" posteriores al Gran Premio de España, además de "por supuesto con el máximo esfuerzo y determinación para seguir empujando hacia adelante".
"Nuestros objetivos principales son la fiabilidad (sobre todo después del abandono de Fernando en Barcelona) y el rendimiento en clasificación, y esto puede habitualmente determinar el hecho de lograr puntos o perderlos. Debemos apuntar a la calificación para dejarnos en la mejor posición en la salida y pelear por acabar en la zona de puntos en ambos lados del garaje", detalló.
Además, Boullier subrayó que "Mónaco merece de verdad su estatus de 'clásico' en el calendario de Fórmula 2", ya que es la "joya de la corona para los pilotos, aficionados, sponsors y equipos". "El ambiente es realmente especial, la puesta en escena es impresionante y la velocidad a la que los coches ruedan por las estrechas calles del Principado es impresionante, no importa las veces que lo veas", alabó.