Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El circuito de Buddh deslumbra a los comisarios pese a los problemas iniciales

Algunos problemas iniciales fueron evidentes en el nuevo circuito internacional de Buddh a medida que los pilotos llegaron este jueves, pero el máximo directivo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se declaró satisfecho.
"Fantástico. La pista es fantástica", manifestó Ecclestone en el sector de equipos, mientras los mismos preparaban sus garajes y los trabajadores se ocupaban de pintar las señales en la calle de boxes.
"Hicieron todo lo que queríamos que hicieran a dos o tres años de alcanzar el acuerdo. Silverstone tardó 25 años, así que creo que lo han hecho muy bien", añadió.
La falta de una clara señalización fuera del circuito causó cierta confusión, en tanto el centro de prensa sufrió un corte de electricidad inmediato. Periodistas de televisión dijeron que habían sufrido tres cortes de luz diferentes en su complejo para la hora del almuerzo.
Un pequeño murciélago, despertado de su sueño, revoloteó por encima de las cabezas de los periodistas en la sala de prensa antes de encontrar finalmente una salida y desaparecer a la luz del sol.
Aunque algunas instalaciones claramente no estaban concluidas, el aspecto general de la sede que costó 450 millones de dólares y que acogerá el primer Gran Premio de India el domingo, era impresionante, incluso aunque careciera de un sabor propiamente indio.