Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Mercedes busca iniciar otra dictadura bajo la amenaza de Ferrari

El Gran Premio de Australia dará este viernes el pistoletazo de salida al Campeonato del Mundo de Fórmula 1, con Mercedes y el inglés Lewis Hamilton como los rivales a batir tras dos años consecutivos de 'dictadura', con la posible amenaza de Ferrari, y con los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren) afrontando la campaña desde diferentes perspectivas.
Las 'flechas plateadas' llevan dos campañas dominando con mano firme el Mundial, demostrando que fueron las que mejor se adaptaron a la nueva era de los motores V6 y encumbrando a un Hamilton que suma tres títulos como su ídolo Ayrton Senna y que desea iniciar una nueva hegemonía tras la que tuvo Red Bull con Sebastian Vettel de 2010 a 2013.
La escudería alemana ha ganado en las dos últimas campañas 32 de los 38 Grandes Premios, 21 por medio del inglés, y las otras por el germano Nico Rosberg, que intentará ser más constante y regular para poder batirse con su compañero de equipo.
De momento, la pretemporada, reducida a ocho día en Montmelo, de Mercedes ha sido muy llamativa y acumularon una gran cantidad de kilómetros, que completaría la totalidad de 19 Grandes Premios, todo un aviso de que su F1 W07 Hybrid sigue siendo muy fiable. Además, prácticamente usó únicamente los neumáticos medios y también se desconoce la carga de combustible que llevaba.
La mayor amenaza para el equipo de Totto Wolff parece ser Ferrari. El 'Cavallino Rampante' fue el único que se pudo inmiscuir el año pasado en el dominio de los Mercedes en lo que se presentaba como un año de transición tras los problemas de 2014, los cambios en la dirección y el cambio de Sebastian Vettel por Fernando Alonso.
Pero, el alemán se encontró con un monoplaza mejorado y logró devolver a la escudería italiana a los podios, sumando un total de 13, con dos triunfos (Malasia y Singapur), pero que únicamente le sirvieron para finalizar tercero en el Mundial. Tanto él como Raikkonen, que añadió otros tres cajones en 2015, fueron constantes con el nuevo 'SF16-H', que sufrido cambios respecto al monoplaza de 2015, principalmente en la aerodinámica y la Unidad de Potencia.
TORO ROSSO QUIERE PELEAR POR EL 'TOP 5', MCLAREN POR EL 'TOP 10'
Los Williams de Valtteri Bottas y Felipe Massa intentarán dar 'guerra' y encabezarán el pelotón de la segunda parte de la parrilla que quiere pelear por los podios si fallan los coches punteros. Y entre ellos espera estar el Toro Rosso de Carlos Sainz, que quiere olvidar sus problemas de fiabilidad de su debut y ser asiduo en los puntos, además de pelear con su compañero Max Verstappen. De hecho, parece que el equipo de Franz Tost esté ahora por delante de Red Bull, todavía con problemas en la Unidad de Potencia que le facilita Renault.
Por su parte, Fernando Alonso espera olvidar su 'annus horribilis'. El asturiano sabía el riesgo que corría al volver a McLaren ocho años después y fue más protagonista a veces por sus declaraciones que por las actuaciones al volante de un monoplaza sin potencia ni fiabilidad, pero que parece bastante mejorado para este 2016, de cara, en primer lugar, a abandonar el vagón trasero donde transitó en 2015, con una decena de retiradas y puntuando únicamente en dos Grandes Premios (Gran Bretaña -décimo- y Hungría -quinto-).
Todos mostrarán sus verdaderas cartas este fin de semana con la disputa de la primera y novedosa calificación y posteriormente en la carrera inaugural en el circuito semiurbano de Albert Park, dominado los dos últimos años por Mercedes a través de Nico Rosberg (2014) y Lewis Hamilton (2015).
Sainz firmó en el circuito australiano un gran estreno, con un octavo lugar en la calificación y luego un noveno puesto en carrera, lastrado por un error de su equipo en el 'box'. Alonso, por su parte, no compitió por su accidente en la pretemporada y tratará de sumar puntos anímicos en un trazado donde sólo ha ganado en 2006 con Renault.