Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wolff considera que la lucha entre Rosberg y Hamilton es "beneficiosa" y que hay que dejarles "competir"

El director del equipo Mercedes de Fórmula 1, Toto Wolff, aseguró que la lucha entre sus pilotos Nico Rosberg y Lewis Hamilton es "muy beneficiosa" para la escudería alemana y para el deporte, por lo que apela a "dejarles competir" libremente sin órdenes de equipo en su pelea por el Campeonato del Mundo.
"Sus batallas son muy beneficiosas, amamos la competición. Hay mucho más que nuestra simple agenda deportiva, se trata de la Fórmula 1, el deporte, los aficionados, las marcas que representamos. Creo que tenemos que permitirles competir, especialmente en una temporada en la que nuestros dos coches están arriba", declaró el austriaco en una entrevista a Fórmula1.com que recoge Europa Press.
En ese sentido, Toto Wolff cree que tanto el alemán como el inglés son "dos pilares muy importantes" en el éxito del equipo. "Cada uno lleva al otro a nuevos niveles. Esta competencia puede ser mala, como hemos visto en otros equipos, pero en este caso ha sido muy beneficioso. Tenemos un buen ambiente y, con dos pilotos de este nivel, competir como lo hacen es bueno para el rendimiento y para la marca", explicó.
De hecho, cree que los dos son conscientes de lo que representan. "Hay que entender que hay una gran organización detrás de ellos, una de las marcas más grandes y reconocidas del mundo, y a veces el equipo es lo primero. Está claro para los dos y lo aceptan. Reconocen los logros históricos de Mercedes-Benz en el motor y quieren ganarse un hueco en ese contexto", apuntó.
Pero Wolff sabe que la situación se puede ir "calentando" a medida que se acerque el final del Mundial. "Si seguimos llevándolo como hasta ahora, soy optimista y creo que está en sus manos luchar por el Campeonato del Mundo. Pero después podremos llegar a una situación donde es posible discutir si queremos mantener nuestra manera de trabajar", admitió.
De hecho, en el pasado Gran Premio de Austria la cercanía de Williams ya hizo "cambiar" el "enfoque" del equipo en cierto modo. "No necesitamos llevar a nuestros coches al límite si estamos con ventaja, todavía pueden competir el uno con el otro con un cierto margen de seguridad en términos de temperatura y presión. Pero Williams nos lo puso difícil en Spielberg y tuvimos que cambiar el enfoque en aquella carrera", recordó.
Sin embargo, el expiloto austriaco no ve cerca el momento de cambiar la dinámica del equipo. "Podría ser corto de miras y decir que quiero ganar los dos títulos, utilizando órdenes de equipo, pidiéndoles que no peleen entre ellos. Pero estamos yendo hacia un nuevo camino. Hasta ahora ha funcionado muy bien, podría llegar un momento en el que no funcione, pero no veo ese momento", sentenció al respecto.