Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aira (Murcia): "Teníamos esperanza, la situación es complicada"

El técnico del Real Murcia, José Manuel Aira, se ha mostrado dolido por la resolución del juez este jueves que ha dado la razón a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y que permitirá el descenso administrativo del club murciano a Segunda B, algo que tenían la "esperanza" de que no se produjese después del primer auto favorable de la semana pasada.
"Cabía la posibilidad. Todos sabíamos que existía la opción de que diesen la razón a la Liga. Teníamos la esperanza de que el juez no llevase la contraria al otro juez. Al final ha salido todo negativo y ahora no queda otra que pensar en el futuro", indicó en declaraciones al programa 'Marcador Noche', de Radio Marca.
Y es que, para el entrenador del Murcia, el hecho de que la semana pasada el juez Sánchez Magro ordenase a la LFP la inscripción en la Liga Adelante del Murcia, les hacía ser optimistas. Sin embargo, en la resolución de este jueves, del juez Javier Vaquer Marín, en sustitución del Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid que se encuentra de vacaciones, se revoca el auto inicial y se permite el descenso del Murcia por impagos.
"La situación es complicada, porque sabes que el año pasado el Murcia hizo una gran temporada y los jugadores tienen ofertas para quedarse al menos en Segunda División. Va a ser muy difícil convencerles para que sigan en Segunda B. El entrenador tiene muchas ganas de afrontar el reto, es difícil y de mucho riesgo, pero también tiene ganas de sentarse con el club y escuchar por dónde quiere caminar. Ahora mismo asegurar cosas al cien por cien no tiene lógica", explicó Aira.
Por otro lado, el técnico del Murcia anunció que lo primero que harán será pedir el aplazamiento del primer partido de Segunda B, este fin de semana ya ante la Unión Deportiva Logroñés. "Pedir el aplazamiento del partido del domingo es lo primero que hay que hacer. La Federación nos tenía que conceder esa opción para darnos margen de asimilar el golpe y ver los pasos que se pueden dar", apuntó.
"He hablado con el director general del club y tienen pensado pedir ese aplazamiento y esperan por parte de la Federación y del Logroñés que no haya problemas en concederlo, por la situación en la que estamos. Estamos sin entrenar desde hace varios días y por respeto a la afición y a la competición lo pedimos, por tener un mínimo de garantías", añadió.
Además, Aira aseguró que hay que mantener la calma en momentos complicados como este. "Hay que asumir el golpe. Dentro del nerviosismo que pueda haber lo que más necesitamos es tranquilidad y paciencia para equivocarse poco. Cuando empiece a rodar el balón, la gente se va a olvidar y nos van a pedir que seamos primeros para ascender", explicó.
"La verdad es que es para quitarse el sombrero con el comportamiento de la plantilla. Mañana nos juntamos todos a las 12 horas y ver en las caras de mis jugadores esa desilusión va a ser difícil. Despedirme de ellos cuando apenas llevo cuatro semanas. La mayoría de los jugadores sé que no se van a quedar. Una imagen con la que me quedo es la de la manifestación. Ver a toda la platilla recorriendo las calles de la ciudad con 5.000 aficionados apoyando", finalizó.