Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Alavés celebra el ascenso con miles de seguidores

El Deportivo Alavés ha festejado este lunes con miles de seguidores en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria-Gasteiz el ascenso a Primera División, que el conjunto de José Bordalás certificó el pasado domingo tras imponerse al Numancia en Mendizorrotza (2-0).
La plantilla alavesista ha llegado en autobús a la céntrica plaza de la capital vasca, donde en las escalinatas de la Iglesia de San Miguel fue recibido por el alcalde de la ciudad, Gorka Urtaran, el diputado general de Álava, Ramiro González, el presidente de las Juntas Generales, Pedro Elosegi, o el obispo de Vitoria-Gasteiz, Juan Carlos Elizalde.
Tras ser agasajado con un aurresku, el equipo realizó la ofrenda a la Virgen Blanca, justo antes de subir a la Balconada de San Miguel para dirigirse a la afición. Desde allí, el capitán Manu García dio las gracias a los seguidores.
"Hemos hecho un esfuerzo increíble, nosotros, vosotros y el club. Son momentos para disfrutar, pasan rápido; lo malo llega pronto y lo bueno se olvida", señaló, antes de los parlamentos de otros miembros de la plantilla, alguno como el argentino Hernán Bernardello con la barba pintada de azul. Juntos entonaron cánticos como 'Bravo equipo albiazul'.
El 'Glorioso' volverá a codearse con los grandes equipos españoles en Primera División tras diez años de ausencia y sufrimiento, ya que no sólo ha pasado por Segunda, sino que sumó cuatro años, entre 2009 y 2013, en la Segunda División B, un infierno que queda atrás con su regreso a la élite.