Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Análisis) El Real Madrid busca recuperar el trono con refuerzos de lujo

El Real Madrid afronta la nueva temporada con la satisfacción de haber conquistado la ansiada 'Décima' y con la intención de volver a dominar en la Liga española tras finalizar en el tercer puesto la pasada campaña pese a que tuvo el título por momentos en su mano, para lo que los fichajes de Toni Kroos y James Rodríguez incrementan aún más el potencial ofensivo de la escuadra blanca.
Pocos cambios ha sufrido este verano la plantilla madridista, de los que en el apartado de bajas caben destacar las de Casemiro, cedido al Oporto, Álvaro Morata, vendido a la Juventus, y Diego López, traspasado al AC Milan, aunque el mercado podría traer las salidas de Ángel di María, clave el año pasado pero que parece contar para Carlo Ancelotti, y la de Sami Khedira, de momento sin hueco tras la llegada de Kroos. Además, cabe destacar la marcha como segundo entrenador de Zinedine Zidane para ocuparse del Castilla y relevado por otro mito carismático como Fernando Hierro.
Sin embargo, la nómina de salidas contrasta con la incorporación de grandes talentos del fútbol internacional que están llamados a convertirse en piezas clave del gran potencial ofensivo con el que cuenta el Real Madrid. Es el caso del internacional alemán Toni Kroos, procedente del Bayern de Múnich, y del colombiano James Rodríguez, ex del Mónaco.
Tanto el centrocampista germano como el mediapunta sudamericano fueron dos de los protagonistas del pasado Mundial de Brasil y su calidad está fuera de toda duda, por lo que el técnico Carlo Ancelotti tendrá que hacer malabares para encajar las nuevas piezas en un esquema con 'overbooking' de futbolistas de ataque.
La llegada del germano viene a apuntalar una zona donde se dependía en exceso de Xabi Alonso y después de que Asier Illarramendi no haya logrado convencer, mientras que el colombiano, joven también, viene a aportar más calidad en el tridente ofensivo donde se mantienen Cristiano, que parece dejar atrás los problemas físicos de final de temporada, Gareth Bale, que sí ha podido hacer pretemporada, y Karim Benzema. Precisamente, un relevo para el francés es lo único que le falta al conjunto blanco.
Asimismo, el quebradero de cabeza para el entrenador italiano en la portería volverá a vivir un nuevo capítulo. Si bien Diego López ha dejado el club, el Real Madrid también ha fichado al costarricense Keylor Navas, quien puso el colofón a una excepcional temporada en el Levante con una actuación sobresaliente en el Mundial. Por lo tanto, Iker Casillas vivirá una nueva campaña de competencia en el que los dos porteros deberán ofrecer su mejor versión para ganarse el puesto.
En cuanto al resto del bloque que el curso pasado se proclamó campeón de la Liga de Campeones y de la Copa del Rey, Sergio Ramos y Pepe volverán a ser los estandartes de una defensa consolidada, con Marcelo, Coentrao, Carvajal y Arbeloa peleando por dos puestos en los laterales, aunque en el derecho el joven canterano parece fijo.
A partir de la línea del centro del campo, la competencia será muy dura por ganarse un puesto en el once. A jugadores de la talla de Xabi Alonso, Luka Modric, Sami Khedira, Asier Illarramendi o Isco se les une la incorporación de Kroos, lo que incrementa el abanico del que dispone Ancelotti para afrontar con garantías una temporada tan larga.
Pero si la competencia es evidente en el mediocampo, la línea de ataque contará con algunas de las mayores figuras del fútbol mundial. James Rodríguez se une así a un tridente compuesto por Ángel Di María, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo y complementado por el francés Karim Benzema en la punta de ataque. Además, la perla canaria Jesé Rodríguez volverá a los terrenos de juego este curso tras pasarse gran parte de la pasada temporada lesionado en una de sus rodillas.
De esta manera, el Real Madrid inicia una nueva campaña en la que el principal objetivo de intentar ganar los seis títulos por los que peleará y con la Supercopa de Europa ya conquistada en un atisbo de lo que puede ofrecer el diez veces campeón de Europa, cuyo reto máximo será una vez más la 'Champions'. Empezar sin dudas, lo que la pasada campaña le rezagó, será clave en el segundo año de Carlo Ancelotti en el banquillo.