Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles considera "un grave error" jugar a las 23 horas

El presidente de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), Ignacio Buqueras, considera "un grave error programar partidos de fútbol a esas horas, con jornada laboral al día siguiente" en referencia a los partidos ligueros a las 23 horas, ya que perjudica la "productividad" y "aumenta el absentismo laboral, el estrés y la siniestralidad".
"Como hemos dicho en ocasiones anteriores, en nuestra opinión los partidos deberían jugarse no más tarde de las 20 horas en los días laborables. Consideramos un grave error programar partidos de fútbol a esas horas, con jornada laboral al día siguiente, dado que perjudica nuestra productividad, aumenta el absentismo laboral, el estrés y la siniestralidad", aseguró Buqueras en un comunicado sobre los partidos de la Liga BBVA que se jugarán a las 23 horas en las dos primeras jornadas.
Para Buqueras, "tanto las televisiones como la Liga de Fútbol Profesional deberían hacer un ejercicio de responsabilidad para que sus intereses no afecten a la actividad laboral y vital de una gran mayoría de aficionados, entre los que se incluyen gran número de niños, a consecuencia de unos horarios irracionales que nos separan aún más de los países de nuestro entorno".
Asimismo, animó a todo el entrono del mundo del fútbol a colaborar para llegar a una solución factible, no sólo sobre los horarios, sino sobre la crisis económica. "Todos los ciudadanos, incluidos los dirigentes deportivos, debemos colaborar activamente en superar la grave crisis económica que vive España", pidió.
La ARHOE considera que se necesitan unos horarios racionales para, entre otras cosas, conciliar la vida personal, familiar y laboral, aumentar la productividad, apoyar el rendimiento escolar, favorecer la igualdad, disminuir la siniestralidad, o mejorar la calidad de vida.
En ese sentido, Buqueras piensa que todo ello pasa "por racionalizar" los horarios" para "hacerlos convergentes con los países de economías más avanzadas". Para ARHOE, "la conciliación, la igualdad y la productividad deben ser tres objetivos importantes a desarrollar".
La ARHOE es el brazo ejecutor de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España, una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objetivos "concienciar a la sociedad sobre el valor del tiempo y la importancia de su gestión, así como promover medidas que faciliten una racionalización de los horarios en España". La Comisión está integrada por representantes de 116 instituciones y entidades, como ministerios, comunidades autónomas, sindicatos, universidades o empresarios.