Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barça y Sevilla optan a cerrar la temporada con sus respectivos dobletes

Los dos finalistas de la Copa del Rey, FC Barcelona y Sevilla FC, no optan únicamente este domingo a proclamarse campeones de la competición sino a cerrar la temporada firmando un doblete, y es que los blaugranas hace tiempo que sueñan en acompañar la Liga BBVA con esta Copa y, en el bando hispalense, quieren alargar los festejos por la consecución de la Europa League y repetir lo de hace nueve años.
Dos dobletes a la vista, pero solo uno será realidad y el otro caerá en el saco de los sueños rotos. Son dos conjuntos acostumbrados a ganar en los últimos años, siendo de hecho los dos equipos de Europa que más torneos ganados sin contar las competiciones de Liga, con 18 títulos para el Barça por 9 para el Sevilla en la última década.
El Barça, autor la temporada pasada de su segundo triplete de la historia tras el de 2009, quiere olvidar la eliminación en los cuartos de final de la Liga de Campeones a costa del Atlético de Madrid ganando la Copa, precisamente en el estadio Vicente Calderón, que les haga sumar ese doblete, el mismo que antes de la era exitosa iniciada con Guardiola hubiera sido histórico.
Además, ganar la competición copera aumentaría el reinado del FC Barcelona en la competición. Los blaugranas son quienes más Copas del Rey han ganado, hasta un total de 27 por los 23 de Athletic Club o 19 de Real Madrid, mientras que el Sevilla tiene cinco en su palmarés.
El Sevilla quiere su sexta Copa del Rey para sumarla a la Europa League levantada este mismo miércoles en el St.Jakob-Park de Basilea ante el Liverpool FC (1-3). Esta Copa les daría un doblete histórico y les haría cerrar una campaña brillante tan solo empañada por la séptima posición en la Liga, aunque al ganar la Europa League estarán el año próximo en la Liga de Campeones.
Los andaluces ganaron su tercera Europa League consecutiva, la quinta en toda su historia, y que les hace soñar ahora con un doblete en cinco días que sería el segundo de su historia, pues en 2007 también ganaron la Copa del Rey, derrotando entonces en la final al Getafe, y la segunda competición europea de clubes, con victoria ante el Espanyol, victorias logradas ante rivales con menos 'pedigrí' histórico y mucho más espaciadas en el tiempo.