Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça se queda sin final al caer con el Magnus en los penaltis

El FC Barcelona cayó este martes en semifinales de la Copa Intercontinental al perder en los penaltis contra el el Magnus Futsal brasileño (3-3 y 3-2), mientras que el Movistar Inter finalizó con la sexta posición en un partido que destacó por el adiós de Luis Amado.
El conjunto blaugrana, que fue subcampeón de esta competición en 1996, cedió ante el verdugo del Inter en la fase de grupos. Los pupilos de Marc Carmona, con el pase a la final bajo el brazo, encajaron un gol cuando restaban 6 segundos, obra de Simi, y vieron cómo su rival llevaba el encuentro a la prórroga.
Los culés no comenzaron de la mejor manera por culpa de un gol de Falcao, que tuvo respuesta en otro de Sergio Lozano antes del descanso. El 1-1 tranquilizó a un Magnus que continuo dominando el escenario, sobre todo cuando lograron el segundo de la noche por mediación de Simi.
No obstante, a diez minutos para el final, el Barça reaccionó en dos grandes acciones, principalmente la segunda, una acción colectiva entre Lin y Lozano que el 'búfalo' no desperdició. El 2-3 hacía presagiar una dura y apretada victoria, pero nada más.
Sin embargo, Simi se sacó un zapatazo a la escuadra, forzó la prórroga y, en los penaltis, terminó el cuadro brasileño llevándose el billete para la final. Su rival será el vencedor del duelo entre Carlos Barbosa y Al Rayyan, equipo anfitrión.
Por su parte, Movistar Inter cayó contra el Dynamo de Moscú (2-1) y finalizó con la sexta posición. Los interistas se adelantaron en el marcador por medio de Darlan, pero los rusos dieron vuelta el marcador en la segunda mitad con goles de Cirilo y Pula.
El duelo sirvió para despedir al portero Luis Amado, una leyenda del club madrileño y del fútbol sala nacional. A sus 40 años dijo adiós a su carrera tras haber conseguido dos Mundiales y cinco Eurocopas con la selección española, así como 12 títulos intercionales --cuatro Copas de Europa-- y 30 nacionales, entre ellos 9 Ligas.