Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona se lleva el trofeo Ciudad de París con los campeones de la Eurocopa

El FC Barcelona se ha alzado con el trofeo Ciudad de París al derrotar, por penaltis, al PSG francés tras unos primeros noventa minutos que terminaron en empate (2-2), en el tercer amistoso del nuevo equipo de Tito Vilanova que ha supuesto la vuelta a los terrenos de juego con la camiseta blaugrana de los campeones de Europa.
Tras el saque inicial de Eric Abidal --homenajeado--, el Barça saltó al césped con Valdés en la portería y el ya recuperado Puyol en la zaga, junto al campeón de Europa Busquets y el incombustible Messi en punta. Además, el equipo lo completaban Alves, Mascherano, Afellay y Alexis, que partieron de inicio junto a los canteranos Sergi Roberto, Planas y Rafinha.
Precisamente el hermano de Thiago era el encargado de inaugurar el marcador tras mandar al fondo de la red una buena asistencia al centro del área de Alexis. Con el resultado a favor, el equipo catalán se adueñó del partido con un gran Messi que encontró en Rafinha a su mejor pareja de baile.
Ya en la segunda mitad, el Barcelona ponía tierra de por medio en el electrónico y, de penalti, el astro argentino colocaba el 0-2 provisional. Sin embargo, cinco minutos después, el PSG recortaba distancias con un nuevo penalti provocado por Montoya y transformado por el ex azulgrana Ibrahimovic.
Así, comenzó el carrusel de cambios de Vilanova, que dio entrada a los campeones de Europa Xavi, Iniesta, Pedro, Fábregas y Piqué. Sin embargo, este nuevo PSG plagado de estrellas no le perdió la cara al partido y consiguió el empate tras un centro de Pastore que Camara remató de cabeza al fondo de la red.
Con las tablas en el marcador, finalizaron los 90 minutos y el campeón del trofeo se decidió desde los once metros. Messi, Xavi y Cesc transformaron los tres primeros penaltis culés, mientras que Pinto conseguía parar hasta dos penas máximas francesas. El tanto decisivo fue de Piqué que de esta forma otorgaba dal Barcelona el trofeo de la Ciudad de París.