Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Del Bosque: "No haber podido marcar es una decepción grande"

El seleccionador español, Vicente del Bosque, ha reflejado su "decepción" tras la derrota ante Georgia (0-1) en el último partido de preparación de cara a la Eurocopa de Francia, admitiendo que no han estado "acertados" en la definición, aunque ha declarado que el resultado no debe provocar que el equipo afronte la competición "con una pizca de temor".
"Lo que hemos hecho hasta ahora no lo quita el partido de hoy. Creo que hemos hecho algunas cosas bien, los hemos metido en su campo, pero a la hora de rematar hemos estado mal. Hemos hecho muy pocas cosas en la parte final del juego, que es la más importante. Que nos marquen un gol entra dentro de lo posible, pero no haber podido marcar es una decepción grande", reconoció el técnico en la sala de prensa del Coliseum Alfonso Pérez, que no quiso hacer saltar las alarmas.
Del Bosque se centró en restarle hierro al resultado, dando una visión optimista del juego, que se empañó por la falta de claridad en los últimos metros. "El segundo tiempo no lo hemos jugado tan mal. En el primero hemos estado demasiado duplicados, nos hemos equivocado y hemos reaccionado en el segundo tiempo con Andrés Iniesta. No estábamos entendiendo el partido, luego lo hemos entendido más pero nos ha faltado materializar", aseguró, intentando buscar solución a la falta de puntería. Además, el míster ensalzó el trabajo de la selección georgiana y puso la mano en el fuego por que los jugadores darán la talla en la Euro 2016.
Por otra parte, el actual campeón de Europa se mostró decepcionado ante el frenazo a las buenas sensaciones que supuso el partido, aunque afirmó que "no cambia nada" su idea en el planteamiento del torneo continental. "Hoy lo habíamos tomado como para buscar una mayor confianza. Ha sido lo contrario, ha sido una decepción. No es que hayamos jugado rematadamente mal, lo hemos intentado por todos los medios, pero no hemos estado acertados en la última parte del juego", insistió.
"EL PARTIDO NO CAMBIA LA IDEA"
"El partido no cambia nada la idea. Lo que pasa es que cuando hay una derrota como ésta se dice que los que no han jugado son los mejores", apuntó, continuando con su mensaje de calma y poniendo toda su confianza en el grupo conformado.
"No nos han dejado espacios y hay que valorarlo también. Lo han hecho muy bien. Nosotros todavía tenemos un desafío por delante extraordinario para el que no nos debe afligir este resultado. No debe hacer que afrontemos la Eurocopa con una pizca de temor", señaló, obcecado en lograr un triplete histórico.
El técnico además aseguró que el devenir del encuentro le recordó a otro precedente contra el conjunto georgiano y lamentó haber caído en la misma trampa en el entramado defensivo. "Durante el partido estaba acordándome del día que jugamos en Georgia en 2013. Fue el mismo partido, no encontrábamos profundidad y es lo más preocupante. Sin embargo, hay partes buenas, hemos tenido un dominio de la situación tremendo, pero nos ha faltado lo más importante", concluyó.