Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Granada y Espanyol se reparten los puntos y los nazaríes salen del descenso

El Granada y el Espanyol han sellado un empate (1-1) en el partido que cerró la jornada 29 de la Liga BBVA que no disgusta a ninguno de los dos bandos, ya que los locales salieron del descenso gracias al punto cosechado tras reponerse a una expulsión tempranera, y los barceloneses lograron un tanto en los minutos finales ante un rival directo que sirvió para mantener sus distancias respecto a la zona roja.
La buena puesta en escena que tuvo el equipo granadino bajo las órdenes de José González pareció peligrar tras la expulsión de Barral, ya que los jugadores se rehicieron ante la adversidad. A pocos minutos del inicio del partido, el delantero vio la cartulina amarilla por un manotazo en la cara a un jugador 'perico', una jugada casi calcada a la que protagonizó todavía en la primera mitad, que concluyó con el futbolista enfilando el túnel de vestuarios antes de tiempo, dejando a su equipo con un jugador menos.
Una baja delicada para el Granada, que si ya contó con numerosas dificultades para puntuar a lo largo del campeonato, necesitó tirar de épica para obtener la victoria que sacara al club de los puestos de descenso. El milagro se acercó en las botas de Rochina, que culminó una gran internada de Success para anotar el gol que hizo creer en la salvación a la hinchada local.
El conjunto catalán pecó de falta de ideas en la parcela ofensiva a pesar de la superioridad, aunque la insistencia dio sus frutos y derribó la muralla nazarí, apoyados en la fortuna, puesto que Miguel Lopes introdujo el balón en su propia meta en un intento de despeje. En el tramo final, los blanquiazules embotellaron a su contrincante en su propio área, certificando una igualada que mantiene las distancias entre dos rivales directos.
De este modo, el 1-1 conllevó un triple empate en la parte baja de la tabla, un trío con 27 puntos entre Getafe, Granada y Rayo Vallecano en el que los azulones son los más perjudicados, adentrándose en la zona de quema en beneficio del resto. Por otro lado, el Espanyol volvió a mostrar su cara más irregular, a pesar de que se llevó del sur de España un punto que supo a victoria, y que mantiene a los hombres de Galca a cinco puntos del descenso con 32.