Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica del Serbia - España, 0-0

España se atasca en Serbia y deberá ganar en Cádiz
La selección española Sub-21 empató este viernes en Jagodina ante Serbia (0-0) en el partido de ida del 'play-off' de clasificación para el Europeo Sub-21 de la República Checa 2015, por lo que deberá ganar en el Ramón de Carranza de Cádiz para lograr el billete después de atascarse ante un combinado serbio muy defensivo que se alió con un terreno de juego en mal estado para frenar el potencial ofensivo español.
No pudieron encontrar el camino a la red defendida por Dmitrovic los de Albert Celades, que pusieron a prueba al guardameta serbio hasta en cuatro ocasiones, si bien la más clara fue un remate fuera de los tres palos de Saúl Ñíguez, el mejor. Sin marcar a domicilio, España deberá ganar en Cádiz, donde con un césped mejor, no tan alto y que permita las asociaciones por el piso, será todavía más favorita.
Que Serbia se quedara atrás, que no intentara buscar más a Kostic o a Aleksandar Pesic, delantero del Toulouse, propició que España se fuera arriba. En la reanudación, Sergi Roberto avanzó filas, dejando como cerrojo a un inspirado Saúl pese a estar con tarjeta amarilla. Con el blaugrana junto a Isco, de menos a más, España engranó más jugadas, se fue encontrando más y más a gusto.
Una de las preocupaciones de Celades y sus jugadores antes del partido era el estado del césped. Seguramente, los peores pronósticos se cumplieron, pues estaba demasiado alto y hacía harto complicado el asociarse en corto y rápido. Sin esta transición, descolocar a los serbios no era tarea fácil, menos cuando encima intentaron estirar líneas y no ceder tanto el balón.
Con Kostic, seguramente el jugador de más talento arriba, siendo una pesadilla incipiente en la banda, y con Kovacevic decidido a tirar a portería toda pelota que le llegara cerca de la central, empezó otro partido. Quizá más loco, más descontrolado, pero donde España podía tener más espacios en ataque si era capaz de jugar con paciencia. Entró Sarabia por Deulofeu, desgastado, buscando la 'chispa' necesaria.
También dio entrada Celades a Óliver Torres, por un Muniain que no mejoró su flojo rendimiento con el Athletic en este inicio de temporada, aunque no pudo hacer nada el jugador del Porto, cedido por el Atlético de Madrid. Por contra, el todavía 'colchonero' Saúl Ñíguez fue el mejor del partido. Serio atrás, tuvo en su cabeza la mejor ocasión para el posible 0-1, en el minuto 77, aunque su remate se desvió por poco, lamiendo el poste.
Saúl gozó de otra ocasión con la testa, y el recién entrado Sarabia puso a prueba a un consistente Dmitrovic con un remate desde la parte derecha del ataque español. No hubo suerte, y la verdad es que también Serbia dispuso de una única ocasión de peligro, pero Kepa estuvo atento. El portero del Athletic demostró tener reflejos ante el bote del balón y despejó y atajó el balón a continuación.
España ya dominó en la primera parte, tanto el balón como la posición. Mejor puesta en el terreno de juego del Gradski, obligó a Serbia a limitarse a encerrarse atrás, pero sin que pudieran tampoco desplegarse a la contra. Las pérdidas de España eran cerca de la línea de fondo, evitando los contragolpes y, por contra, facilitando las segundas acciones para los de Albert Celades.
No obstante, les costó crear peligro, algo que se prolongó en todo el encuentro. Pese al mayor talento ofensivo, con una delantera de lujo, los españoles no había calibrado bien la pólvora. El extremo del Sevilla Gerard Deulofeu intentó abrirse paso por la izquierda, por el centro y por la derecha, donde empezó el partido, pero se empachó de balón en las ocasiones en que consiguió abrir la defensa serbia.
Por contra, el capitán Iker Muniain no pudo desbordar ni asociarse con sus compañeros, tampoco demasiado un Isco que con conducciones demasiado largas no pudo dar más rapidez al ataque de la 'Rojita'. Morata, aislado y solo arriba, no recibió buenos balones y, así, la mejor ocasiones española de la primera mitad fue un disparo demasiado alto de Alberto Moreno dentro del área, o disparos del activo Deulofeu estrellados siempre en la defensa local.
FICHA TÉCNICA.
--RESULTADO: SERBIA, 0 - ESPAÑA, 0.
--ALINEACIONES.
SERBIA: Dmitrovic; Petkovic, Pantic, Veljkovic, Petrovic; Sernic (Cavric, min.67), Radoja, Kovacevic (Mijailovic, min.82), Kostic; Causic; y Pesic (Djurdjevic, min.87).
ESPAÑA: Kepa; Manquillo, Muniesa, Gómez, Moreno; Saúl, Sergi Roberto, Isco; Deulofeu (Sarabia, min.70), Morata y Muniain (Torres, min.77).
--ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS). Amonestó a Causic (min.55) y Pantic (min.65) en Serbia y a Saúl (min.35) y Morata (min.90) en España.
--ESTADIO: Gradski, Jagodina.