Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los azulgranas vencen a un Villarreal que se topó con los palos

Villarreal - BarcelonaEFE

El FC Barcelona se impuso (0-1) al Villarreal en el encuentro correspondiente a la segunda jornada de la Liga BBVA, disputado en El Madrigal, con un solitario tanto del canterano Sandro Ramírez, que debutaba en partido oficial y que rescató a un conjunto azulgrana que perdonó muchas ocasiones de gol.

El conjunto de Luis Enrique sumó su segunda victoria en liga al derrotar, con mucho sufrimiento y poca puntería, a un Villarreal que también dispuso de claras ocasiones, con remates al poste incluido, para superar la portería del chileno Claudio Bravo.
El técnico asturiano dispuso de un once titular en el que destacó la ausencias de Xavi Hernández, pese a la baja por lesión del internacional Andrés Iniesta, y de Neymar --en beneficio de Munir-- tras recuperarse de su esguince de tobillo. Además, el central Piqué salió de inicio y sin aparentes problemas físicos algo que choca con las declaraciones de Vicente Del Bosque justificando su ausencia en la convocatoria por molestias en la cadera.
Los azulgranas comenzaron mandando y llegando con peligro hacia la portería de Sergio Asenjo mientras los amarillos esperaban al contragolpe como su mejor arma para este duelo. En el 16 Pedro tuvo la primera ocasión con un tiro potente que mandó a córner Asenjo con una buena estirada.
Poco después, el Villarreal respondería con su mejor oportunidad en la primera parte. El defensa Víctor Ruiz no pudo rematar bien un centro cuando estaba libre de marca para anotar el 1-0, mientras que a la media hora de juego, Messi iba a parecer para rozar el gol con un lanzamiento de falta que, tras tocar en Trigueros, Asenjo despejó con ayuda del palo para evitar el tanto del argentino.
UNA SEGUNDA PARTE DE IDA Y VUELTA
Tras la reanudación, el 'Submarino amarillo' se estiró y con la entrada del joven argentino Lucas Vietto comenzó a crear problemas a la débil defensa 'culé' en la que Mathieu no mostró la seguridad pretendida con su fichaje.
Precisamente, el central francés a punto estuvo de marcar en su propia portería con un despeje que se topó con el poste. Sin embargo, en el minuto 60 el ex del Valencia remató, esta vez en la portería correcta, pero también al palo. En una tarde en los que los palos fueron los protagonistas del encuentro, el amarillo Tomás Pina se sumó a este recital con un disparo desde la frontal.
En el tramo final, con el conjunto visitante perdonando llegadas claras como una muy clara bajo palos de Messi, Messi lideró todos los ataques culés, como durante todo el partido, pero una y otra vez se encontraba con un acertado Asenjo, insuperable durante toda el duelo.
Al final, en el minuto 82, un gran pase en profundidad de Rafinha llegó a los pies del astro argentino que dejó al canterano Sandro debutar con un tanto decisivo, tras rematar en boca de gol, para dar al Barça la primera victoria fuera de casa, aunque el Villarreal apretó hasta el final la portería de Claudio Bravo.