Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FIFA acusa a Joseph Blatter y Jeremy Valcke de enriquecerse personalmente

El expresidente de la FIFA Joseph Blatter y otros dos antiguos altos cargos de la federación, el exsecretario general Jerome Valcke y el exvicesecretario general Markus Kattner, han sido señalados por estar involucrados en un "intento coordinado" de enriquecimiento personal a través de aumentos anuales de salario y bonos por los Mundiales.
La investigación interna realizada por la propia FIFA reveló que los tres dirigentes habían recibido 70,5 millones de euros en compensaciones en un periodo de cinco años.
"Esperamos mostrar a la FIFA que las compensaciones del señor Blatter eran correctas, justas y en línea con los directivos de importantes ligas de deportes profesionales en todo el mundo", publicó el abogado de Joseph Blatter en un comunicado después de que el acusado se negara a realizar declaraciones. Mientras, su número dos, Jerome Valcke, no pudo ser localizado para dar sus impresiones al respecto.
Por su parte, el tercer hombre en discordia, Markus Kattner, dijo que "nada de la información publicada es desconocida por el comité de compensación" y que los pagos habían sido vistos por KPMG, firma que audita las finanzas del organismo, insistiendo en su inocencia.
La FIFA comentó que la investigación, realizada por sus abogados, había revelado "evidencias de violaciones al deber fiduciario". Los hallazgos eran preliminares y la entidad, que compartió la información con la Oficina del Fiscal General suizo y con el Departamento de Estado de Estados Unidos, afirmó que continuará ahondando en el caso.
"La evidencia parece revelar un esfuerzo coordinado de tres exejecutivos de la FIFA de alto cargo de enriquecerse a través de aumentos anuales de salario, bonos por el Mundial y otros incentivos", declaró el abogado de la firma legal Quinn Emanuel Bill Burck en representación del máximo organismo del fútbol.
Las sumas recibidas por el trío de exdirigentes incluyen 20,7 millones de euros en "bonos especiales" por el Mundial del 2010 en Sudáfrica, mientras que Blatter y Valcke obtuvieron un total de 12,6 millones euros en bonos por la Copa del Mundo de Brasil 2014 y otros 14 millones por el evento del 2018 en Rusia, según el bufete.
La FIFA -envuelta en el peor escándalo de corrupción de su historia, que derivó en condenas de cárcel para decenas de ex dirigentes del fútbol- alegó que antes del año 2013 quienes firmaban los contratos eran "en principio" también los que los aprobaban.
"Tenían la autoridad que necesitaban, y simplemente le dijeron a Recursos Humanos, el departamento generalmente a cargo de contratos de trabajo en la FIFA y que respondía al señor Kattner, cuánto debía pagarse y a quién", explicó el reporte del letrado.
Originalmente, Blatter fue suspendido por ocho años de cualquier actividad relacionada con el fútbol, aunque el comité de ética de la FIFA luego redujo la sanción a seis años. Por su lado, Valcke recibió una suspensión de 12 años y Kattner fue despedido el pasado 23 de mayo.