Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gabi: "La derrota en Lisboa fue cruel por lo que significaba para nosotros, pero ganó el que se la mereció"

El jugador del Atlético de Madrid Gabi Fernández afirmó que la derrota en la final de la Liga de Campeones en Lisboa fue la más "cruel" de su carrera por lo que significaba para el conjunto colchonero ganar su primera 'Champions', pero que el Real Madrid fue justo vencedor y que el próximo 28 de mayo en Milán intentarán aprovechar la nueva "oportunidad" que tienen para "ser historia viva del club".
"Fue cruel de digerir por lo que significaba para nosotros, pero es lo que tiene este deporte y el que la ganó fue el que se la mereció. De una manera cruel, pero fue el justo vencedor. Luego en el vestuario te repones y ahora tenemos otra oportunidad para seguir haciendo historia", dijo Gabi en una entrevista concedida al programa El Larguero de la Cadena SER.
Además, el capitán rojiblanco señaló que esa derrota "es algo que no se borra en la vida" porque tenían una oportunidad muy bonita para conquistar la primera 'Champions' del Atlético. "Fue un momento difícil cuando nos empataron. Ellos sabían que físicamente estábamos mermados y sabíamos que lo íbamos a pasar mal, pero bueno lo intentamos todo. Y tengo mucho orgullo por los compañeros que se dejaron todo en el campo", apuntó.
"Del vestuario tengo pocos recuerdos, tengo más del campo. Sobre todo de mi hijo, que en se momento me dijo: 'Papi, aunque hayas perdido, quiero estar contigo'. Eso me llenó de energía y cogí al grupo para decirle que estaba orgulloso de ellos y que íbamos a tener otra oportunidad", agregó.
De este modo, Gabi declaró que, aunque ha sido la derrota más "cruel de su carrera", le "dolió más bajar a Segunda División con el Zaragoza porque estaba en juego el futuro de muchas familias".
Por otro lado, el jugador del Atlético de Madrid manifestó que cuando suena el himno de la Liga de Campeones, "más que miedo", lo que siente es "responsabilidad" y que es como si tocase "el cielo con las manos". "Es con lo que siempre has soñado e intentas ser el mejor porque la 'Champions' solo la juegan los mejores", indicó.
"Cuando suena el himno me vienen muchos recuerdos del pasado, todo lo que he pasado para estar ahí y quiero demostrar que estoy preparado para vivir esa situación y que toda la afición del Atlético de Madrid se sienta orgullosa", añadió.
En esta línea, el madrileño comentó que el momento más crítico para él antes de afrontar una final es cuando llegan al "vestuario". "Hay mucho silencio y tienes mucho tiempo para pensar. Me gusta estar solo y pensar en mis cosas. Tengo mis rituales, suelo bajar siempre el primero del autobús y me gusta también entrar el primero al vestuario", argumentó.
"YO SOY DE IR A POR ELLOS DESDE EL PRINCIPIO"
Al ser cuestionado sobre cómo afronta una final de la máxima competición europea, el capitán colchonero subrayó que él es de salir a por el rival desde el comienzo del encuentro porque como se empiezan los partidos "marca luego la situación del juego". "El Atlético siempre que empieza bien y mantiene un ritmo constante en el juego tiene muy buenos resultados", aseveró.
"Si a los diez minutos veo al equipo asentado, pienso que hay muchas probabilidades de que todo salga bien. Luego también todo depende de muchas cosas, como la suerte, de que pueda haber una expulsión... Pero te das cuenta de que el equipo está bien y eso es importante", recalcó.
También, Gabi Fernández explicó que "no" siente más presión a medida que se va acercando la final de Milán ante el Real Madrid y que él intenta mantenerse en la "misma línea" que le ha llevado al "éxito". "El cambiar por la presión no es bueno. Intento mantener las rutinas que he tenido hasta el momento. Me quedo más pensativo, pienso más en mis cosas y en lo que me juego, pero de lo normal no salgo", reiteró.
Finalmente, el centrocampista señaló que la concentración previa a la final de la Liga de Campeones va a tener "más tensión que en una normal" y que él, desde que Raúl García se marchó al Athletic Club, está solo en la habitación porque piensa que es lo mejor tanto para él como para el club.