Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gurpegi dice 'agur' al Athletic: "Sacar la gabarra es lo que más me habría gustado"

El futbolista del Athletic Club de Bilbao Carlos Gurpegi confirmó este miércoles su adiós al club al término de esta presente campaña, después de considerar que es "el momento perfecto y oportuno" para poner fin a casi 20 años de pertenencia a un equipo en el que ha vivido "muchos y buenísimos momentos", pero donde lo que más le habría gustado habría sido "sacar la gabarra".
Gurpegi se despedirá de su afición y del equipo bilbaino el próximo sábado en el choque que les medirá en San Mamés contra el Sevilla en lo que será su partido número 393 después de llegar a Lezama en 1998 y debutar con el primer equipo un 31 de marzo de 2002 ante el Villarreal con 21 años.
"El sábado va a ser un día especial y lo quiero vivir como algo diferente. Es mi ultimo partido como jugador del Athletic y es el momento perfecto y oportuno. Ha sido decisión muy difícil, pero me quiero ir feliz porque he sido muy feliz, es una gozada haber vivido estos 18 años y el club me ha hecho sentir una persona muy valorado. El homenaje es haberme aguantado 18 años", se sinceró Gurpegi en su rueda de prensa para confirmar su adiós.
El navarro, acompañado por el presidente del equipo, Josu Urrutia, y por sus compañeros de vestuario, reconoció haber pasado "momentos duros y buenísimos". "Pero siempre he tenido que mis compañeros y las personas del club se merecían lo mejor de mi y una sonrisa", comentó.
Para el todavía capitán del equipo, es una "suerte" que el club le dé una la "posibilidad de continuar vinculado" a la entidad, aunque todavía no ha pensado lo que quiere hacer con su "futuro". "Que el club piense en mí es importante porque te sientes valorado y tienen en cuenta tú trayectoria", añadió.
"El año pasado ya tuve muchas dudas y en esta ya lo tenía más o menos claro desde el principio y bastante claro desde las Navidades. Este era el momento perfecto, pero lo más difícil es darte cuenta de que ha llegado el final", subrayó Gurpegi.
Entre los "muchos y muy buenos" momentos que ha vivido en estas casi dos décadas de 'león', se quedó con la victoria en la última Supercopa de España por poder levantar un título "después de muchísimos años" intentando lograr uno, o "el último partido contra el Levante" donde salvaron la categoría. "Sacar la gabarra es lo que más me habría gustado", confesó.
A nivel de entrenadores, no se quiso quedar con ninguno. "Conmigo todos los entrenadores se han portado bien", remarcó, dejando claro que le marcó "mucho" cuando destituyeron a José Luis Mendilibar y que "el vivir a Marcelo (Bielsa) fue una experiencia muy buena porque es único".
El defensa se quiere quedar como imagen para el recuerdo con alguna en la que salga "con una sonrisa de oreja a oreja". "He pasado momentos complicados, pero siempre lo he intentado hacer con una sonrisa. Me marcho de aquí con la sensación de que he vivido el mejor momento que es ahora y el peor que fue cuando estuvimos a punto de descender", resaltó.
En este punto, se refirió a la sanción por dopaje que le dejó dos años sin competir. "Hubiera jugado más partidos, pero a lo mejor me habría retirado con 33 en vez de con casi 36 años", apuntó. "Me gustaría dejar claro que todavía no sé por qué la norandrosterona apareció en mi cuerpo, pero salí de estar dos años sin jugar y a lo mejor muchos han ganado mucho, pero no sé si estarán tan orgullosos de sus carreras como yo de la mía", aseveró, advirtiendo que el Athletic "hizo todo lo posible" en aquel momento para demostrar su inocencia.
"Lo principal el sábado es ganar y que mis compañeros no jueguen previas y tengan vacaciones en verano. A partir de ahí, que sea una cosa sencilla, lo que pasó con Andoni (Iraola), fue una despedida perfecta y no hay que darle más importancia", sentenció sobre como quiere que sea su adiós en San Mamés un Gurpegi, ovacionado por la sala de prensa.
URRUTIA: "TENDRÁ EL HOMENAJE QUE ÉL QUIERA TENER"
Por su parte, el presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, celebró "la suerte de compartir muchos momentos" con el navarro "en diferentes roles". "Podemos decir que vino a ocupar el hueco que dejaba yo. Es difícil definirle, sobre todo casi tras jugar casi 400 partidos con nosotros, pero estoy encantado y orgulloso de compartir vestuario con él y le considero un amigo", afirmó.
"Ya le adelanté que tenemos una conversación pendiente y una decisión que tomar. El Athletic pretende contar con él y puede aportar muchísimo en diferentes ámbitos, pero ha dicho que ahora quiere vivir esto al máximo. El Athletic se abre a como quiera despedirse de su afición. Podemos tener una idea de club y hacer un homenaje cercano a esa idea, pero será el que él quiera tener", admitió.