Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La temporada repleta de lios del colombiano James Rodríguez

Lo vimos fugazmente en el último entrenamiento y el club lo ha llevado a la portada de su web. La temporada de James corre paralela a la del equipo, una temporada repleta de líos a la que se suma una persecución policial a 200 kilómetros por hora por la M-40. A pesar de los deseos de Benítez, fue el último en incorporarse a la pretemporada tras la Copa América y comienza la Liga en el banquillo. En septiembre se lesiona con su selección, recae, y tras recuperarse vuelve a jugar con Colombia. En estos instantes, la distancia entre técnico y jugador aumenta y James termina por ser un ilustre suplente que se reivindica, sobre todo, con su selección: "Para los que van diciendo que no estoy bien", dijo tras marcar con Colombia. Sin embargo, tras ser titular a tiempo parcial en el Clásico, el jugador continúa siendo un fijo en el carrusel de cambios.