Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta del Barça, reunida para ratificar el acuerdo con Fiscalía que exonera a Bartomeu y Rosell

El club, única parte condenada, pagaría una multa cercana a 5 millones de euros
La Junta Directiva del FC Barcelona está reunida este viernes en sesión extraordinaria para ratificar el acuerdo alcanzado por los servicios jurídicos del club blaugrana con la Fiscalía y Abogacía del Estado por el que tanto el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, como el expresidente Sandro Rosell quedarían exonerados de culpa en el 'Caso Neymar', siendo la entidad la única parte acusada condenada.
Fuentes del FC Barcelona confirmaron a Europa Press que Josep Maria Bartomeu ha convocado una sesión de Junta Directiva extraordinaria para este mediodía en la que se discutirá el futuro del 'caso Neymar', la ratificación o no de este acuerdo, y que se emitirá un comunicado por la tarde con la decisión acordada.
Según 'La Vanguardia',los servicios jurídicos del club encabezados por el jefe del área, Romà Gómez Ponti, y el abogado penalista José Ángel González Franco, habrían pactado con la Fiscalía y Abogacía del Estado que tanto Bartomeu como Rosell quedaran exculpados y que solo el FC Barcelona, como entidad jurídica, fuera condenado por delitos fiscales y societarios en la contratación del jugador Neymar.
En marzo de 2015, el fiscal de la Audiencia Nacional José Perals solicitó dos años y tres meses de prisión y 3,83 millones de euros de multa para el actual presidente blaugrana, y siete años y seis meses de cárcel y 25,15 millones de sanción para Sandro Rosell. Según este pacto, estas peticiones quedarían anuladas.
Por otro lado, el FC Barcelona sí aceptaría no haber retenido a Hacienda la cantidad correspondiente al fichaje de Neymar, valorado según la Fiscalía en 94,8 millones de euros. No obstante, la pena quedaría reducida a una multa de entre cuatro y seis millones de euros, muy lejos de los 63 millones demandados al inicio entre cantidades defraudadas y multas.