Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavín suspende la Junta de Accionistas del Racing porque "no se dan las circunstancias" para dejar su cargo

"Pedirme que dimita es como pedir a un piloto que deje la cabina", afirma
El presidente del Racing, Ángel Lavín, ha emitido un comunicado en el que anuncia que ha suspendido la Junta General de Accionistas del Club, prevista para las 12.00 horas de hoy, porque "no se dan las circunstancias legales mínimas indispensables" para dejar su cargo.
En la nota de prensa, que envió pasadas las 22.30 horas de anoche, Lavín argumenta que no ha podido contactar con el administrador judicial holandés, Onur Arslan, quien previsiblemente iba a pedir su destitución en la asamblea de esta mañana, pero no ha sido posible.
"Sin credenciales, sin haberse presentado, sin posibilidad de comunicar con él y no constando en el registro de la Cámara de Comercio de Amsterdam que el administrador de WGA Assets and Wealthe BV sea él sino Ahsan Ali Syed, creo que no se dan las circunstancias legales mínimas indispensables para dejar mi cargo responsablemente, sin provocar el riesgo de la inmediata liquidación del Racing", señala en el comunicado.
Por ello, argumenta, ha decidido, conjuntamente con su Consejo de Administración, suspender la asamblea "para que el candidato a relevarme pueda justificar adecuadamente su condición".
Pero, continúa, "no sin hacerle ver que, para no perjudicar al Racing, sería mejor y más útil que lo hiciera con tiempo y documentos, como lo hubiera hecho cualquier administrador español que se hubiera desplazado a Holanda, presentándose con antelación, exponiendo sus razones y documentos y permitiendo la transición pacífica que tanto se demanda pero no se procura porque interesa más el rédito político de unos y otros que la pervivencia del club", denuncia.
De esta forma concluye Lavín el comunicado, en el que explica que las consecuencias que tendría su dimisión --"qué sucedería en el Racing al día siguiente, qué evitaría la liquidación si WGA Sports Holding no nombra inmediatamente su nuevo consejo-- le llevan, por "responsabilidad", a mantenerse en el cargo porque, en caso contrario, asegura, "al día siguiente de mi dimisión sobrevendría la liquidación del club si la sucesión no está prevista de antemano", lo que "pasa por la voluntad" de WGA Soports "y nadie más".
Al hilo, subraya que ninguno de los que reclaman su dimisión "trajo nunca el nombramiento de mi sustituto firmado por WGA Sports", por lo que "pedirme que dimita es como pedir a un piloto que deje la cabina sin que nadie pueda entrar en ella".
En este sentido, insiste en que no ha recibido más que un fax según el cual, su firmante --Onur Arslan-- ostenta facultades en WGA Assets an Wealth y merced a ello, en WGA Sports Holding.
A Lavín le extraña y le produce "inquietud" que "quien se presenta de este modo no explique ni mínimamente su condición, especialmente cuando el socio fundador de WGA Sport no es WGA Assets sino WGA Portfolio Management.
El presidente dice haber comprobado en la Cámara de Comercio de Amsterdam que Assets and Wealth es desde hace dos semanas administradora de Sports Holding y que, a 30 de enero, el administrador de Assets and Wealth sigue siendo Ali Syed.
Lavín afirma que ha tratado de contactar con el administrador judicial holandés para que le diera "una explicación" o le enviara "algo más que una cuartilla firmada" --que es "lo único" que ha recibido-- pero no ha sido posible, dice.