Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Enrique se queda a una 'Champions' del pleno

El técnico del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, logró este domingo con el club culé el doblete de la temporada con las conquistas en Liga y Copa del Rey, en un segundo año en el banquillo azulgrana que le permite alargar su racha de títulos importantes, al que sólo le faltó este año la Liga de Campeones.
Después del triplete del año pasado, el Barça rubricó en el Vicente Calderón y en la prórroga ante el Sevilla el doblete. A su llegada a Barcelona, el presidente Josep Maria Bartomeu no dudó en declarar que el técnico asturiano era "el fichaje" de la temporada. A pesar de su comienzo dubitativo, Luis Enrique firmó el pleno en su año de debut como entrenador culé.
Ahora, en la 2015/2016 el Barcelona no pudo defender su título en la Liga de Campeones al caer en semifinales ante el Atlético de Madrid. Sin embargo, Luis Enrique llevó a su equipo a reeditar el título liguero, en un agónico final en el que el Barcelona supo salir al paso de la crisis de abril que le hizo peligrar el campeonato pese al colchón de puntos que amasó durante el año.
Una semana después de culminar con título la liga en Granada, en la última jornada, el Barcelona levantó su 28ª Copa del Rey ante un Sevilla que llevó la voz cantante al jugar con uno más desde el minuto 36 por la roja directa a Mascherano. En la prórroga, con 10 ambos equipos por la expulsión de Banega, Alba y Neymar firmaron la conquista azulgrana.
De esta forma, además de las Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, Luis Enrique, que llegó al Barça para reemplazar a un Gerardo Martino que se marchó en blanco de la Ciudad Condal, logra su quinto título de los seis importantes y que dan forma al famoso triplete. Un casi pleno que rozó el asturiano con el lunar de la 'Champions'.