Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro: "Tuve algo de miedo pero estaba tranquilo porque tenía a los mejores médicos del mundo"

El futbolista del Sevilla FC, Hedwiges Maduro, declaró "estar contento" de regresar al conjunto sevillista, tras vivir un período de pruebas en Estados Unidos, al sufrir una anomalía en las arterias coronarias, y reconoció tener "algo de miedo" pero "estar tranquilo" al tener "a los mejores médicos del mundo" a su servicio.
"Estoy muy contento de estar aquí otra vez, supuso un shock conocer la noticia pero al final todo ha salido muy bien. Tuve un poco de miedo, pero estuve tranquilo porque tenía a los mejores doctores del mundo", dijo Maduro en rueda de prensa, haciendo mención a las pruebas a las que fue sometido en el Centro de Anomalías Coronarias del Texas Heart Institute de Estados Unidos.
Maduro confesó que fue "toda una sorpresa" el conocer la noticia, ya que llevaba jugando once años como profesional y nunca había tenido "algún problema de ese tipo". Además añadió que fueron "días muy duros", en los que pensó de todo.
"Siento que el Sevilla es una gran familia, quiero agradecer a todos aquellos que me han apoyado desde el presidente, hasta el director técnico, pasando por los compañeros y el entrenador". "Pienso diferente en el fútbol y en cómo vivir", explicó el futbolista holandés.
El jefe de los servicios médicos del Sevilla, José Naranjo, explicó cómo se le localizó al jugador esta anomalía congénita. "Normalmente en este tipo de pruebas rutinarias no se ven estas anomalías, vimos un electrocardiograma un poco extraño y decidimos ampliar una serie de pruebas posteriores y apareció esta anomalía", dijo.
"Está trabajando de forma suave, ahora mismo la única limitación que tiene es que en las pruebas que se le hicieron hubo que meter un catéter a través de una artería de la pierna y entonces eso requiere un período de prudencia de unos días, antes de que empiece a hacer ejercicio que produzca un aumento de presión en esa zona", explicó José Naranjo.
"Ese periodo finaliza el próximo martes, a partir de ahí se irá incorporando a los entrenamientos. Tendrá que coger la forma adecuada pero estará pronto entrenando con normalidad", concluyó el jefe de servicios médicos del club sevillista.