Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martino opta a su primera Copa y primer título totalmente propio

El entrenador del FC Barcelona, Gerardo 'Tata' Martino, disputará este miércoles en Mestalla (Valencia) su primera final de la Copa del Rey y, en ella, aspira a sumar su primer título de pleno derecho como técnico barcelonista, y es que ya conquistó la Supercopa de España pero en un título al que se llegó por éxitos pasados, por la Liga de Francesc 'Tito' Vilanova, con él como "paracaidista".
Martino intentará superar al Real Madrid de Carlo Ancelotti y lograr una Copa del Rey que, más allá de convertirse en su primer título ganado y disputado, sin restarle mérito en aquella Supercopa de España ante el Atlético de Madrid, les daría alas de cara a un tramo final de temporada complicado en que deben luchar por revalidar el título de la Liga BBVA, y ya están fuera de la Liga de Campeones.
No obstante, el técnico argentino conquistó su primer título tras aterrizar precipitadamente en Barcelona y el fútbol europeo a finales de julio, y se estrenó con una Supercopa de España a la que llegó como un 'paracaidista' tras el éxito de sus jugadores y compañeros de 'staff' en la pasada Liga BBVA.
Lo cierto es que Martino supo tocar las teclas adecuadas en la ida, en el Vicente Calderón, para cambiar el rumbo de un partido que tenían cuesta arriba con 1-0 para los de Diego Pablo Simeone y sin facilidad para encontrar portería. El argentino dio entrada a Neymar, su revulsivo preferido en este inicio de temporada, y dio en el clavo pues la joven perla brasileña consiguió el empate.
En el Camp Nou, en lo que fue el segundo estreno en su nueva casa futbolística (tras el 7-0 a Levante en Liga), volvió a superar a los 'colchoneros' y a continuar con la buena línea de resultados y juego para amarrar una Supercopa que se había escapado el pasado año a costa del eterno rival, el Real Madrid.
"En realidad participo de algo que yo no generé. Fueron ellos la temporada pasada y yo, como una paracaidista, caigo aquí para jugar la final y poder ganar un título. Si hubiese sido yo el entrenador el año pasado, lo interpretaría de otra manera", indicó antes de disputar el título.
Tras una buena Copa del Rey, en que ha eliminado sin problemas a Cartagena en dieciseisavos de final (1-4 y 3-0), Getafe en octavos (4-0 y 0-2), Levante en cuartos de final (1-4 y 5-1) y Real Sociedad en semifinales (2-0 y 1-1), llega a la final invicto, con un único empate en Anoeta y el resto victorias como balance, y está a 90 minutos, quizá algo más, de poder decir 'este título es mío'.
De momento, Martino ha tenido más éxito como entrenador en competiciones de Liga que no con formato de eliminatorias, aunque llegó con Newell's Old Boys a las semifinales de la Copa Libertadores, y como seleccionador de Paraguay les llevó a los cuartos de final del Mundial 2010, cayendo ante España, y a la final de la Copa América 2011, con lo que esta será su primera gran final, pues la Copa es un escaparate, a nivel de club, mayor a todo lo que haya podido vivir.