Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merino: "Los jugadores van a ser capaces de dar la vuelta a la situación"

El entrenador del Real Betis Balompié, Juan Merino, se ha mostrado convencido de que sus jugadores van a ser "capaces de dar la vuelta a la situación" del conjunto verdiblanco, eliminado de la Copa del Rey ante el Sevilla esta semana tras un duro partido de vuelta (4-0) y con solo cinco puntos de renta sobre el descenso tras seis partidos sin ganar, y ha asegurado que este sábado (20.30 horas) deben ser cautelosos ante un Villarreal que "tiene muy claros sus conceptos".
"Anímicamente el vestuario no está bien, los futbolistas saben la situación de resultados que tiene el quipo y las sensaciones que todos vimos el día del Sevilla. Como profesionales está claro que queremos que llegue el siguiente partido lo más pronto posible para demostrar y revertir esta situación. Espero que sea así, ellos son los primeros protagonistas. Los entrenadores estamos para enderezar el rumbo y ayudar, pero los grandes protagonistas son los futbolistas. Van a demostrar y van a ser capaces de darle la vuelta a esta situación", declaró en rueda de prensa.
El nuevo técnico verdiblanco no eludió su responsabilidad en la derrota copera ante el Sevilla (4-0). "Voy a tomar las decisiones que tenga que tomar y al que tenga que quitar lo voy a quitar. Lo que tenga que decir en el vestuario ya lo hemos empezado a decir, esté yo o no esté. De marrón no se puede hablar nunca, siempre pienso que voy a ganar. No salieron bien las cosas contra el Sevilla y tuve poco tiempo, pero asumo mi responsabilidad. Un profesional tiene que ser humilde y responsabilizarse de lo que hace. Afronto este primer partido de Liga con mucha ilusión y muchas ganas", indicó.
En este sentido, se mostró convencido de que con "motivación" y con "mano izquierda" sus jugadores son capaces de "ganarle a cualquiera". "Todos salimos muy contentos de cómo compitió en el partido contra el Villarreal de la primera vuelta. Si un equipo ha sido capaz de hacer eso es porque lo tiene. Otra cosa es que falte un poco de elaboración, pero el equipo con sus armas tiene que competir en Primera División. Este club tiene que mantener la categoría, todos tenemos que remar a favor de eso porque esta institución es muy grande", subrayó.
Además, habló de su "clara" charla con el vestuario. "Me han dicho, tanto los capitanes como otros jugadores, que he sido recto y correcto con ellos. Les dije que si me mostraba demasiado fuerte en mis palabras directamente le dijeran a Eduardo Macià que 'a este entrenador no le queremos'. Tengo que ser claro, les voy a defender mientras pueda. Soy el primero que si tiene que decir las cosas claras las va a decir. A día de hoy les voy a defender a muerte. Ellos me tienen que demostrar que dan el 100% de sus posibilidades, no nos tenemos que esconder", dijo.
El preparador gaditano afirmó también que el estado físico de sus hombres "va un poco parejo con lo anímico". "He visto un vestuario bastante decaído por todo. Los futbolistas tienen responsabilidad. Ellos lo saben, no es solo cosa del entrenador (...) Si un equipo no es capaz de mostrar buenas sensaciones en los entrenamientos, difícilmente pueda luego en un partido con aficionados y más intranquilidad hacer las cosas bien", manifestó.
Por otra parte, explicó que la ausencia de Dani Ceballos en la convocatoria se debe a "una decisión técnica". "El entrenador está para elegir a los que mejor estén ahora mismo. He intentado elegir, dentro de lo que yo observo, a los mejores jugadores para que nos den tres puntos que son muy importantes, se llamen como se llamen. No miro el DNI ni los años de contrato, solo cómo están actualmente", anunció, además de alabar al canterano Fabián, que mostró "ilusión, ganas y entrega" en el derbi copero.
Merino afirmó también que "no" piensa en su debut en Primera, después de llevar coger al equipo en Segunda la pasada temporada antes de la llegada de Pepe Mel, al que ahora ha relevado. "Sé que la situación es difícil, le he dedicado tanto tiempo en tan pocos días que no me he puesto ni a pensar en eso", aseveró.
"Si ser jugador del Betis ya es una ilusión para cualquier chaval, ser capitán, entrenador en Segunda División y en Primera es un sueño hecho realidad. Lo hubiese querido digerir un poco más en una situación más tranquila, pero no tenemos tiempo ni para pararnos ahora. Intentar ganar mañana nos tranquilizaría en todos los aspectos. Por mucho que le digamos a los jugadores, la mejor recompensa siempre son los puntos", continuó.
Por último, habló de su reencuentro con Marcelino García Toral, que fue su entrenador en el Recreativo de Huelva. "Me envió un mensaje de whatsapp felicitándome cuando vio que volvía a coger las riendas del equipo. Nos respetamos, esta semana nos debemos a instituciones muy grandes y queremos ganar. La amistad que hay entre uno y otro es recíproca. Aprendí muchos conceptos de Marcelino como entrenador. Es un grandísimo entrenador en todos los aspectos. Vemos que el Villarreal tiene muy claros sus conceptos, sabemos al equipo al que nos enfrentamos. Para ganar tenemos que hacer las cosas muy bien", concluyó.