Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi deja Argentina sin convertirse en 'Dios'

El delantero del FC Barcelona Leo Messi ha anunciado este lunes su renuncia a la selección argentina, después de caer derrotado en los penaltis ante Chile (4-2) en la final de la Copa América del Centenario, y sin haber alcanzado con la 'albiceleste' el carácter 'divino' que si alumbró en el club azulgrana.
El cuarto jugador que más partidos ha disputado con Argentina pone así fin a un periodo que comenzó en 2005 y que le ha llevado a liderar como capitán el combinado nacional en una de las décadas más duras de la bicampeona del mundo.
Su palmarés defendiendo a Argentina comenzó con el Sudamericano Sub20 de 2005, donde participó en 8 partidos con cinco goles y una asistencia que dejaron a la selección en tercer lugar. Ese mismo año, en la Copa Mundial Sub20 celebrada en Holanda, Argentina salió campeona después de que Leo marcase 6 goles en 7 partidos y diera dos asistencias.
Ya en 2006, Messi participó en el Mundial de Alemania, donde el combinado dirigido por Néstor Pekerman no pasó de cuartos de final y el jugador del FC Barcelona sólo pudo anotar un gol y dar una asistencia.
Tras el varapalo, Argentina fue subcampeona de la Copa América 2007 al perder la final ante Brasil (3-0) en la edición que se disputó en Venezuela y donde la 'Pulga' anotó dos goles en seis partidos y una asistencia.
En los Juegos de Pekín en 2008 el combinado dirigido por Alfio Basile logró la medalla de oro y Messi anotó dos goles en lo que supone su máxima distinción como jugador dentro de una selección en la que ha jugado cuatro finales de grandes torneos, pero que no ha logrado ganar, salvo la olímpica, ninguna.
En el Mundial de 2010 celebrado en Sudáfrica, donde España se proclamó campeona del mundo, Argentina cayó eliminada en cuartos de final sin que el delantero estrenase el marcador. Una situación que se repetiría en la Copa América de 2011, donde llegaron a cuartos sin que el astro marcase ningún gol.
Ya en un contexto más reciente, y tras haber conseguido los mayores éxitos deportivos dentro del fútbol español y europeo, Messi probó suerte en el Mundial de Brasil de 2014, donde se quedó a las puertas de conseguir su primer título como campeón del mundo y el tercero para Argentina, tras caer derrotado ante Alemania (1-0). En la cita, anotó cuatro goles y sumó una asistencia en siete partidos.
Una posición que repetiría en 2015 y 2016 en la Copa América, donde fue vencido, en la primera, ante el organizador del torneo, Chile, y donde anotó un sólo gol en la primera ocasión. En la segunda, finalizada en la madrugada de este lunes, Messi anotó cinco goles y dio cuatro asistencias, pero el combinado de Gerardo 'Tata' Martino, perdió tras una tanda de penaltis en la que Messi falló junto a Lucas Biglia.
En ese aspecto, Messi asumió la responsabilidad y el protagonismo ante las idas y venidas de seleccionadores incapaces de devolver la gloria a una selección que cuenta con el máximo palmarés en número de títulos oficiales y en la que disputó 112 partidos.
Además, Leo se va como máximo goleador histórico tras superar en esta edición del torneo, ante la selección de Estados Unidos, a Gabriel Batistuta, quien ostentaba el récord con 54 goles. El '10' anotó 51 goles con la pierna derecha, dos con la izquierda y dos de cabeza. Además, metió once goles de penalti y cinco de lanzamiento de falta.
Entre sus víctimas preferidas figuraban Paraguay y Brasil, cada una con cuatro goles encajados, por los tres de Bolivia y Panamá. Por otra parte, anotó cuatro 'hat-tricks' ante Suiza, Brasil, Guatemala y Panamá.
Messi deja la selección argentina sin haber logrado levantar ningún título tras numerosas ocasiones que tanto a él como a jugadores como Sergio 'Kun' Agüero les ha hecho replantearse su papel en un combinado con un gran talento pero que no se vio premiado con trofeos.