Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho felicita al árbitro y a su jefe tras la derrota del Chelsea ante el colista Sunderland

El entrenador del Chelsea, José Mourinho, felicitó este sábado al árbitro Mike Dean y al jefe de los colegiados en la Premier League, Mike Riley, después de la derrota de su equipo en Stamford Bridge ante el Sunderland, la cual llegó en un penalti en el minuto 82 a favor de los visitantes y supone un duro traspiés en las aspiraciones 'blues' de título.
El técnico portugués no aceptó preguntas en la entrevista posterior a su primera derrota como local y en liga en el banquillo londinense. En vez de ello, Mourinho explicó en cuatro aspectos su valoración del partido, que les puede dejar a cinco puntos del líder Liverpool si los 'reds' ganan al Norwich.
"Estoy dolido, pero en cuatro puntos rápidos puedo decir todo lo que quiero comentar. Primero, felicito a mis jugadores por el esfuerzo que hicieron, cómo lucharon del primer minuto hasta el último. En segundo lugar, felicito al Sunderland. Da igual cómo o por qué pero ganaron tres puntos importantes para ellos", apuntó para después llegar a las menciones arbitrales.
"En tercer lugar, quiero felicitar a Mike Dean (árbitro del encuentro). Creo que su actuación fue increíble, y creo que cuando los árbitros tienen una gran actuación es justo que se les felicite. Vino con un objetivo, hacer una gran actuación, y lo cumplió. Y cuarto, es justo felicitar a Mike Riley porque él es el jefe de los árbitros y están haciendo una temporada fantástica", apuntó.
"Especialmente en los dos últimos meses y en los partidos que envuelven a los equipos que están en la carrera por el título. Es absolutamente fantástico su trabajo", terminó sin hacer mención, entre otras acciones que pudo interpretar como equivocadas, al penalti de Azpilicueta, quien resbaló y pudo derribar a Altidore, que les costó la derrota a los locales.