Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neville: "He cometido errores, debo ser sincero"

El entrenador del Valencia CF, Gary Neville, ha reconocido este martes que ha cometido "errores" en los meses que lleva al cargo del equipo, pero ha asegurado que pese a la derrota en casa contra el Athletic Club (0-3) su equipo jugó bien, como en otros partidos en los que no tuvieron buenos resultados, y ha recalcado que no "ayuda" que se haya sacado la bronca entre Diego Alves y Rubén Vezo porque no llegó a "nada".
"Asumo responsabilidades, no sé si hay algún entrenador que no lo haga. No voy a decírtelo pero he cometido errores, debo ser sincero. Si estuviese en privado sería sincero, he estado en reuniones y he dicho que me he equivocado en esto o aquello", desveló Neville en rueda de prensa.
El inglés aseguró que "siempre" se evalúa el primero. "¿Me habéis visto criticar algún jugador en estos tres meses? No, y no lo haré. Asumo la responsabilidad siempre, admito a los jugadores cómo el cuerpo técnico podemos hacer mejor las cosas para ellos. Pero si doy detalles mañana iba a ser un gran día con los periódicos llenos de críticas", ahondó.
Eso sí, parte de esos errores llegan en la defensa de las jugadas a balón parado, donde sus jugadores han encajado demasiados goles. "Cuando era jugador no practicábamos las jugadas a balón parado, las defendíamos. Aquí lo hemos trabajado porque hemos encajado demasiados goles en las últimas jornadas. Nos estamos dando cabezazos contra la pared, contra el Madrid, Villarreal... Tenemos que dejar de encajar goles así", arremetió.
"La reacción a la derrota del domingo debe ser rápida. Tenemos un partido duro contra el Málaga, dos equipos con muchas ganas de ganar. La concentración es máxima y lo mejor que podría pasar es ganar. Miramos al próximo partido, a lograr una victoria", aseguró en referencia al partido contra el equipo malagueño, a quien tienen a un punto en la tabla.
Reiteró, eso sí, que la derrota contra el Athletic "no reflejó lo que pasó" en el parido. "El aficionado lo vio. Teníamos que haber ido 2-1 por delante, nos tenían que haber pitado un penalti, si no dos. Íbamos bien, pero hay que responder mejor cuando se encaja un gol. Debemos tener confianza y jugar bien, estoy contento con los 70 minutos. Fueron 10 minutos espantosos y asumo esa responsabilidad", rememoró sobre el 0-3 de la pasada jornada.
BRONCA VEZO-ALVES
Por otro lado, negó que la bronca sucedida en el entrenamiento del lunes entre el portero Diego Alves y el defensa Ruben Vezo haya afectado al grupo. "El motivo por el que pido privacidad en los entrenamientos es para evitar sensacionalismos, cuando se miran por los huecos de las verjas se ven ciertas discusiones, yo he visto en mi casa discusiones con mi hijo más fuertes. No llega a nada. Estoy decepcionado, sacar esto hace daño al equipo. No ayuda", lamentó.
Además, remarcó que el vestuario valencianista "es una piña". "Más que en otros momentos de la temporada, es una piña. Pero hay que obtener resultados, hay que ganar para alejar a los miedos y a algún crítico", argumentó.
Preguntado por Negredo, aciago ante el gol de nuevo, le restó importancia. "El fútbol y la carrera de un jugador es una montaña rusa, estos tres meses no lo han sido. Antes sí, ahora ha jugado y bien, nos ha dado puntos. Estoy contento con é y lo que ha conseguido tras volver de una lesión. El tiempo que estuvo en la grada tuvo que ser difícil, pero ahora tiene más regularidad. Juega o no juega, marca o no marca, pero ha sido consistente", apuntó.