Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exjugador francés Patrick Vieira muestra su indignación ante el nuevo presidente de la federación italiana

El exjugador francés Patrick Vieira considera "una vergüenza" que Carlo Tavecchio haya sido elegido presidente de la Federación Italiana de Fútbol -FICG, por sus siglas en inglés- después de "los comentarios que hizo", y manifestó que esto "muestra" lo "lejos" que están las "autoridades futbolísticas italianas" de conseguir "lidiar" con la "discriminación".
"No puedo creer que él represente a las autoridades del fútbol italiano. Qué vergüenza", manifestó Vieira mediante un comunicado personal que difundió en su cuenta de Twitter.
"Encuentro difícil de creer que Carlo Tavecchio haya sido elegido como presidente de la Federación Italiana después de los comentarios que hizo. Para mí, esto muestra lo lejos que están las autoridades futbolísticas italianas de conseguir lidiar con la discriminación", continuó en su escrito.
El galo, que actualmente es directivo del Manchester City, acusó directamente a todos los que votaron a Tavecchio en la elección. "El 63.63% de esos votos están admitiendo que no luchan contra el racismo o que no quieren luchar contra esos problemas. He jugado en Italia unos años y conozco los problemas, he visto los problemas", explicó.
Tavecchio se refirió durante la carrera a las elecciones a la presidencia de la federación a un jugador africano de nombre ficticio, que él llamó 'Opti Poba', como "alguien que anteriormente comía plátanos y luego, de repente, se convierte en jugador del primer equipo de la Lazio".
El nuevo máximo mandatario del fútbol transalpino se impuso en la votación para presidente de la federación al exjugador del Atlético de Madrid y del FC Barcelona Demetrio Albertini.