Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pelé y Maradona firman la paz en París

La famosa enemistad y hostilidad entre Edson Arantes do Nascimento, Pelé, y Diego Armando Maradona quedó atrás este jueves en París, en un acto de "paz" y "amistad" en el que se abrazaron por el fútbol en un improvisado terreno de juego en el Palacio Real, escenario de postín para un momento histórico en la previa de la Eurocopa 2016.
"No más peleas". Maradona y Pelé saltaron de la mano y casi fundidos en uno al campo de fútbol levantado en los jardines del emblemático edificio parisino. La presencia conjunta de ambos fue sin duda el plato fuerte del 'Partido de la Amistad' organizado por la marca de relojes Hublot, socio patrocinador y reloj oficial de la Euro de Francia.
Junto a las columnas de Buren, dos de los mejores jugadores de la historia del fútbol pusieron fin a rencillas que acompañaron a ambos desde siempre. El insulto dio paso al abrazo y la concordia, ejemplo de lo que quieren en los terrenos de juego. "Gracias a la marca de relojes Hublot, es un momento importante porque estamos hablando de paz, amigo Maradona", dijo Pelé.
Maradona no dudó en su respuesta. "Quiero agradecer a Pelé por estar del lado de los jugadores, lo necesitamos. Sabemos quién fue y quién será. Necesitamos una figura como Pelé del lado de los jugadores y no de los dirigentes. Bienvenido a la familia. Gracias a Hublot por este momento de paz que espero llegue a todos los estadios", añadió el argentino.
Una disputa generada por el eterno debate y búsqueda del mejor futbolista de la historia, que acompañó a los dos los últimos años. Aprovechando el 'Partido de la Amistad', Pelé y Maradona pusieron fin a la riña con un balón de por medio. El brasileño, campeón del mundo en 1958, 1962 y 1970, ejerció de entrenador, pero el argentino se atrevió también como jugador.
La marca suiza de relojes organizó un duelo de estrellas, dirigido por leyendas. Trezeguet, Peruzzi, Ferrara, Materazzi y Seedorf formaron el equipo de Maradona. Mientras, Ferdinand, Hierro, Dida, Crespo y Bebeto, el de Pelé. El ex del Deportivo, con cinco tantos, fue el más destacado de un duelo con dos mitades de 15 minutos en el que la capital gala pudo disfrutar de un buen aperitivo de fútbol (8-8).
A escasas horas del debut de la anfitriona en la Eurocopa, el balón se apoderó del corazón de la capital gala. Maradona, que tuvo de nuevo gestos de cariño hacia Pelé en el descanso, saltó al campo en el segundo tiempo, con asistencia y gol de penalti incluido. Sean Garnier, campeón del mundo de fútbol callejero, realizó una exhibición con niños en la que Hublot donó 20.000 euros a 'UEFA Foundation for the children'.
"Siempre hemos soñado con un equipo ideal. Contemplar a los dos mayores adversarios de la historia en un partido de leyenda, vibrar con esa pasión por el fútbol que nos inunda a todos, es un auténtico privilegio. Este encuentro dice mucho sobre la implicación y los vínculos que ha forjado Hublot desde hacer 10 años en el universo futbolístico. Un logro increíble tener a Pelé y Maradona, es el Partido de la Amistad", apuntó Ricardo Guadalupe, CEO del prestigioso fabricante de relojes.