Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Poyet acepta la comparación con Simeone: "Hay similitudes en el tema del carácter"

El nuevo entrenador del Real Betis Balompié, Gustavo Poyet, ha sido presentado este miércoles con un acto en el que no ha eludido la comparación con Diego Pablo Simeone, asegurando que "hay similitudes en el tema del carácter" de ambos, y ha resumido su propuesta futbolística pidiendo "un equipo que respete mucho el balón y dé control a los partidos", pero también que "tenga un carácter especial en el campo".
"A Simeone y a mí nos han comparado muchas veces. Nos gusta el fútbol de una manera diferente, pero hay algunas similitudes en el tema del carácter cuando jugamos con el campo y eso lo lleva uno a la parte del entrenador para transmitirle ciertas cosas al jugador", dijo Poyet durante su presentación.
A la hora de exponer su propuesta futbolística, explicó que "todo el mundo sabe lo que le gusta al aficionado", en el sentido de que "el trato del balón es primordial", pero añadió que "hay cosas en el fútbol que no tienen por qué ir separadas".
"No por intentar jugar muy bien al fútbol no puedes tener carácter y no porque el equipo mantenga la posición no ataque nunca. Quiero un equipo que respete mucho el balón y dé control a los partidos pero que tenga un carácter especial en el campo. Ese carácter viene de la mano del entrenador. Cuanto más tengamos el balón más nos vamos a divertir, pero hay momentos en los que sufriremos y tengamos que demostrar que el carácter tiene que ir de la mano con el otro trabajo", analizó.
En este sentido, añadió que "la gente está esperando a ver un equipo competitivo, que se identifique con la afición" y que "represente en el campo a todos" los miembros del equipo, pero "especialmente" al propio entrenador uruguayo.
"Lo que tengo que aportarle al equipo y lo que tiene que darle a la afición van muy bien de la mano, hace que estemos contentos y preparados para lo que viene. A partir de ahora viene la parte más dura, la de trabajar y conseguir las cosas, darle forma en la cancha. Es un placer estar acá, me dejaré todo. Es mi carácter, mi forma de ser. A partir de ahí cuentan los hechos, hablar un poco menos y demostrar con trabajo", desgranó.
"LA DECISIÓN DE VENIR FUE MUY SENCILLA"
En cuanto al objetivo del Betis la próxima temporada, reconoció que "ha quedado claro en anteriores comparecencias lo del tirón de orejas" si no logran acabar "entre los diez primeros", como dijo la semana pasada el nuevo director deportivo, Miguel Torrecilla, en su respectiva presentación.
"Tenemos que empezar a pensar en mirar hacia arriba y llegar lo más alto posible, tener una identidad y un equipo al que se le puedan ir añadiendo cosas para ir mejorando. No tenemos que mirar hacia atrás, a lo que pudo haber pasado o no. Ahora es momento de planificar, empezar a trabajar y demostrar mucho, no tanto en las comparecencias de prensa sino en el campo", reiteró.
Respecto a cómo se gestó su fichaje, desveló que "la decisión fue muy sencilla" cuando le llamó "este increíble club". "He jugado aquí de visitante, he estado viendo en la tribuna un partido de mi equipo porque estaba lesionado y cómo se vive el fútbol. Siempre te preguntas si sería bonito estar del otro lado con la gente tan especial que tiene este club detrás", se preguntó el exjugador del Zaragoza.
Además, Poyet rechazó "hablar de ninguna individualidad" cuándo se le preguntó por el futuro de determinados jugadores del plantel y explicó que "hasta el domingo" no va a "hablar con nadie". "Voy a estar fuera de todo lo que es el cuerpo técnico y también los jugadores. Después ya veremos", zanjó.