Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Depor y Rayo firman unas tablas que no valen a ninguno

Depor y Rayo firman unas tablas que no valen a ningunoEFE

El Deportivo de La Coruña y el Rayo Vallecano han empatado (2-2) en el encuentro que cerraba la jornada 22 de LaLiga en Riazor, en un partido de ida y vuelta en el que ninguno de los dos logró imponerse y que no sirve ni para que los locales acaben con su mala racha ni para que los visitantes salgan de la zona de descenso.

Tras un buen comienzo del conjunto visitante, los de Paco Jémez obtuvieron ventaja rápidamente con una buena jugada por la banda derecha que remató Miku al fondo de las mallas en los primeros compases de partido.
El Deportivo tenía que remar a contracorriente y no tardó en devolver la igualdad al marcador a base de una de sus mejores armas, el contraataque. Un pase después de un robo en campo propio de Luis Alberto plantó a Lucas Pérez sólo ante el guardameta para establecer el 1-1.
El fútbol ofensivo planteado de inicio por ambos conjuntos propició un continuo intercambio de golpes. El Rayo Vallecano adquirió una nueva renta gracias a un fallo garrafal de Manu Fernández, que suplía a Lux bajo palos esta jornada por sanción, que pecó de exceso de confianza sacando el balón jugado con los pies y un mal pase suyo encontró a la delantera rival, que presionó muy arriba. La posesión herculina se tornó un ataque de dos jugadores contra el arquero que convirtió Jozabed.
El Dépor, necesitado de una victoria que todavía no conoce en este 2016, salió del túnel de vestuarios con la mentalidad de darle la vuelta a un marcador que se había puesto cuesta arriba. A la reanudación del encuentro, las intenciones de remontada comenzaron a materializarse con un derechazo lejano de Fayçal Fajr que se coló por la escuadra de la meta defendida por Juan Carlos.
En un partido repleto de ocasiones, en el que cualquiera de los dos conjuntos pudo decantar la balanza de su lado, ninguna de las múltiples ofensivas volvió a tener éxito, teniendo lugar el 2-2 definitivo. El club rayista suma un nuevo punto que no le saca del descenso tras desaprovechar su renta en dos ocasiones, aunque le sitúa decimoctavo. Por su parte, los coruñeses suman una nueva jornada sin conocer la victoria, inmersos en una mala racha que, no obstante, les mantiene en novena posición.