Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los de Zidane ya piensan en la Champions

La victoria de esta jornada ante el Celta ha sido toda una inyección de ánimo para el Real Madrid. Precisamente esas buenas vibraciones se han notado en el entrenamiento de la jornada. Los jugadores que más minutos disputaron frente al equipo de Berizzo han llevado a cabo una sesión de recuperación en la que han combinado carrera continua con trabajo en el interior de las instalaciones. El resto del grupo ha jugado varios partidos en espacios reducidos y ha realizado además ejercicios de paredes y remates a portería. El conjunto dirigido por Zidane ya piensa en el partido del próximo martes ante la Roma en el Santiago Bernabéu. Toda la plantilla, a excepción de Benzema, que sigue con su proceso de recuperación, saltó al césped.