Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reyes: "No podía decir no a este proyecto, aspiro a todo"

Asegura que llega con "toda la ambición" dispuesto a alargar su palmarés y siendo "titular"
El nuevo jugador del RCD Espanyol José Antonio Reyes ha asegurado este miércoles en su presentación que no podía decir "no" al nuevo proyecto del club bajo la presidencia de Chen Yansheng y con Quique Sánchez Flores como entrenador y ha recalcado que aspira "a todo" y a ensanchar más su palmarés, siendo "titular" y ayudando al equipo a alcanzar las nuevas metas.
"Me animaron a venir muchas cosas, que está aquí Sánchez Flores y le he tenido, que Ramón y Ángel han dado la lata para que venga y gracias a ellos hoy puedo decir que soy jugador del Espanyol, y sobre todo por el proyecto. No podía decir que no a este proyecto, aspiro a todo", reconoció en rueda de prensa.
Para Reyes, el haber estado a las órdenes de Sánchez Flores en el Benfica y el Atlético de Madrid es un seguro de vida de cara a esta etapa en el Espanyol. "Conozco bastante bien a Quique, le he tenido y saca lo mejor de cada jugador. Al entrenar es el más serio del mundo pero se puede hablar con él, creo que es el entrenador ideal para el proyecto del Espanyol y esperamos que le salga todo bien", auguró.
"Cuando firmé por el Sevilla en mi segunda etapa era una época en que no estaban ganando títulos. Con trabajo y sacrificio, con la gente comprometida, todo es más fácil y he hablado con Quique, con Ramón y todo ellos. Tienen mentalidad ganadora y es lo que un jugador quiere, que todos tengan la mentalidad de ganar. Espero seguir aumentando mi currículum aquí", se sinceró.
En este sentido, cree que la Copa del Rey sería un buen objetivo para este nuevo Espanyol. "He ganado muchas cosas, en el Espanyol lo tenemos muy complicado para ganar la Liga, podemos ganar la Copa del Rey, puede ser un camino bonito y una andadura que a todos nos gusta. Habrá que ir partido a partido, poquito a poquito", reconoció.
"Llego con toda la ambición del mundo, si no la tuviera no hubiera venido. Vengo a aportar lo mejor de mí, todo lo que sé. La ambición es como si fuera la de un niño que está empezando. A un futbolista quitarle la ambición es muy complicado", argumentó en este sentido.
Preguntado por el rol que espera tener, no se ve en otro sitio que no sea en el once inicial. "Si no me viera como titular, no vengo, eso seguro. No soy una petición de Quique, había hablado antes con Ramón y es una apuesta de todos. Me veo capacitado para ser titular. De venir para aportar minutos finales, no hubiera venido sinceramente. Con esa mentalidad vengo y es lo que quiero", asestó.
Además, viene "sin presión". "Aquí ninguno tenemos presión, no hay que tener un líder ni mucho menos. Somos todos iguales, on hay que poner a un líder más que a otro. Hay que ser un equipo, es la palabra clave y lo más importante ahora mismo", manifestó.
Por su parte, el consejero delegado espanyolista, Ramon Robert, reconoció que esperan vivir "grandes alegrías" junto a Reyes. "Llega libre, firma por dos años con 1+1 supeditado el segundo año al rendimiento deportivo y con una cláusula de 9 millones de euros. Agradezco a Reyes el ponernos rápido de acuerdo, conoció el proyecto y se ha adaptado para venir y esperamos que nos dé grandes alegrías", auguró.
También el director deportivo, Ángel Gómez, celebró la llegada de un jugador del perfil deseado. "El día de mi presentación hablábamos de traer jugadores de unas características especiales, con experiencia y buen trato al balón y muy competitivos. Reyes conoce a nuestro entrenador, sabe cómo funciona en un vestuario y nos da tranquilidad. Era uno de los jugadores que siempre habíamos visto y analizado pero que sabíamos que era imposible que viniera y ya forma parte de nuestra plantilla", apuntó.