Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell es el tercer presidente blaugrana electo en democracia que dimite

El hasta ahora presidente del FC Barcelona Sandro Rosell se ha convertido en el tercero de los cuatro dirigentes de la entidad blaugrana elegidos en democracia que dimiten antes de finalizar su mandato, después de que también lo hicieran Josep Lluís Núñez y Joan Gaspart, lo que deja a Joan Laporta como único mandatario electo que cumplió su ciclo presidencial.
Rosell ha decidido dimitir como presidente, algo que ya hizo en 2005 en calidad de vicepresidente en era de Laporta, para no dañar la imagen del club en unos momentos marcados por la admisión a trámite de la querella en su contra por presunta apropiación indebida de fondos en modalidad de distracción en el fichaje de Neymar.
La dimisión de Rosell es la tercera protagonizada por un presidente blaugrana en democracia. El primero fue Josep Lluís Núñez, el más longevo con 22 años en el cargo (1978-2000), que se vio obligado a renunciar al cargo tras un mandato con altibajos, como el motín del Hesperia o problemas con Hacienda, que pusieron al barcelonismo en su contra.
No ayudó a Núñez la mala situación deportiva del primer equipo de fútbol, motor del club, que iba a la deriva con Louis Van Gaal en el banquillo y la plaga de jugadores holandeses. Situación parecida vivió su sucesor y vicepresidente en su mandato Joan Gaspart, que tuvo que dimitir por presión popular por su mala gestión deportiva.
Rosell les sigue la estela, aunque es el presidente más votado de la historia del club y contaba en junio de 2010, cuando ganó las elecciones, con un gran apoyo de la masa social y aficionados. Incluso contó con el voto de Núñez, con quien se reconcilió después de formar parte de la primera Junta de Joan Laporta, contrario al empresario barcelonés.
Precisamente, el destino ha querido que Laporta siga siendo el único presidente blaugrana electo que ha logrado cumplir mandato, y por dos ocasiones. Además, el abogado catalán no ha cerrado la puerta a presentarse de nuevo a la presidencia del club, y seguro meditará hacerlo ahora que Rosell ha dejado la nave por segunda vez, como ya hiciera en 2005 bajo su mandato.