Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Setién: "No firmaría el empate, no renuncio a ganar el partido"

El entrenador de la UD Las Palmas, Quique Setién, ha afirmado este sábado en vísperas del partido frente al Atlético de Madrid que "no firmaría un empate", destacando que no renuncia "a ganar el partido" que juegan este domingo en el Estadio de Gran Canaria (18.15 horas).
"Es un equipo muy eficaz en la tarea defensiva con un enorme potencial para ganar el partido. Con un gol, generalmente, les vale. Es un equipo muy inteligente, que no tiene prisa. Esperan su momento porque les llega, o en una acción individual o a balón parado. No firmaría el empate, no renuncio a ganar el partido. Vamos con mucha ilusión a tratar de hacer las cosas", afirmó en la rueda de prensa previa al choque.
Además, el técnico cántabro ha destacado la figura del entrenador Diego Pablo Simeone porque "desde su llegada el club se ha estabilizado en una idea", añadiendo que "han conseguido muchos resultados con unos principios muy definidos y eso es digno de destacar".
El entrenador del equipo canario recordó que guarda un grato recuerdo de su primera etapa como jugador del Atlético de Madrid, entre otras cosas, porque le dio "la oportunidad de jugar en Europa e ir a la selección española". "La figura de Luis Aragonés como entrenador también fue importante para mí", comentó.
Por último, Setién valoró al próximo rival en cuartos de la Copa del Rey, el Valencia, que parte como favorito en la eliminatoria, pero reconoció que en le torneo del k.o. su equipo tiene un extra de motivación.
"El Valencia es un equipo que nos va a exigir mucho. Será una eliminatoria complicada, pero abierta. Estamos ilusionados con esta competición y eso es un plus para nosotros", concluyó.